5 razones por las que viajar en el Silver Wind

Silver Wind

Los cruceros de Silversea Cruise ya son de por sí una apuesta segura para viajar en alta mar. No obstante, el Silver Wind es una de las opciones mas lujosas que encontrarás en el mercado. Un crucero pequeño que te permitirá llegar a puntos a los que otras embarcaciones más grandes no llegan, una personalización extrema en el trato y un sinfín de sorpresas más. Te damos hasta 5 razones por las que viajar en el Silver Wind.

Un todo incluido de calidad

Una de las razones más poderosas es el todo incluido. Y cuando decimos todo incluido es casi todo. No tendrás que preocuparte por los paquetes extra de bebidas, ni por los traslados a los puertos. Es verdad que hay extras, como tratamientos en el spa o las compras personales, pero es algo común en el resto de navieras. Los precios son más altos, de eso no hay duda, pero sabes que vas a poder desentenderte de la mayoría de gastos a bordo.

En el Silver Wind todos los camarotes son suites

¿Quieres una embarcación lujosa hasta el extremo? Sorpresa, en el Silver Wind todos los camarotes son suites. ¿Puede haber algo mejor que eso? Es evidente que dentro de estos camarotes existirán diferentes categorías, pero comenzar por una suite normal con camarotes inferiores que ya poseen hasta 50 m2 de superficie y un balcón de 8 m2 es, cuanto menos, interesante.

Es el caso de la Suite Silver. Una suite de 50 m2 con 8 m2 de balcón, con un estilo sofisticado, salón y comedor independiente. Además, en su interior, todo son excelentes materiales. Cuentas con muebles de madera, con un área de descanso, con dos camas individuales o bien una cama Queen Size y con un baño de mármol con tocador y una amplia bañera.

Si esto no es suficiente, si quieres tener la mejor experiencia posible, también puedes optar por la Suite Grand. Se trata de uno de los camarotes más lujosos y exclusivos en alta mar. Una cabina con más de 90 m2 y con 122 m2 de terraza en la que podrás recibir a tus compañeros de viaje para disfrutar de una cena privada.

La cocina como punto fuerte

No sólo nos gusta viajar, también nos gusta comer. En el Silver Wind la cocina es sencillamente excepcional. Puede que el tamaño del barco no de para tener un sinfín de restaurantes. Pero lo cierto es que no es necesario tener una gran oferta de hostelería si la poca con la que contamos es de una calidad suprema.

Cuenta con un restaurante principal con menús de calidad absoluta. Producto fresco y cocinado al instante y un servicio que es francamente impecable. Es posible comer y cenar en las suites, como hemos apuntado antes. En estos casos, el género será el mismo y las opciones de restauración con menús exclusivos diseñados por prestigiosos chefs también.

La Champagne es un lugar de alta cocina francesa, similar a los restaurantes más prestigiosos del mundo. Asimismo, también cuentas con La Terrazza, que funciona como un buffet por el día, pero por la noche es un italiano de calidad especializado en la cocina Slow Food.

Para terminar, no te olvides del grill de la piscina, en la que podrás ser tu propio cocinero y asar tu carne en piedras calientes.

Un ambiente relajado hasta el extremo

Otra de las cosas que gustan del Silver Wind, y de la compañía en general, es que no hay embarque. Tan sólo entras, tomas una copa de champagne como recibimiento y serás conducido a tu lujosa suite. Además, al ser una embarcación pequeña, los cruceristas a bordo no serán muchos, por lo que el ambiente es mucho más relajado. Una vez llegues a tus escalas, disfruta de lugares a los que otras embarcaciones más grandes no podrían llegar. Destinos en los que no tendrás que pelearte con otros pasajeros para descender los primeros, pues el ritmo es muchísimo más calmado y menos masificado.

Personalización en el trato

Por último, y no por ello menos importante, hay que destacar el trato personalizado para el huésped. Son menos los pasajeros, pero no por ello implica prescindir de la tripulación. Podemos decir que en el Silver Wind, hay tripulación suficiente para que cada huésped se sienta único y bien cuidado.

 

Foto principal de Piergiuliano Chiesi

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top