Por qué hacer un crucero en Semana Santa

La Semana Santa es una de las fiestas más esperadas. Dejamos atrás el invierno y nos enfrentamos a días mucho más templados. Colores nuevos en el paisaje y tiempo libre para disfrutar con la familia. Los hay quienes prefieren visitar grandes ciudades con tradición en pasos y procesiones. Otros prefieren descansar en la playa. Sea como sea, la Semana Santa es un momento estupendo para coger la maleta y aventurarse en una ruta de crucero ¿Por qué? Te damos algunos motivos.

¿Por qué recomendamos hacer un crucero en Semana Santa?

La Semana Santa no es excesivamente larga, por tanto, podemos encontrar cruceros cortos. Hacer un crucero más corto tiene sus ventajas ya de por sí. El tiempo suficientemente largo para relajarse, para desconectar, pero lo suficientemente corto para no notar después el bajón de la vuelta a la realidad. Así, embarcarnos en un crucero en Semana Santa hará que nos olvidemos de todo, pero sin tener el efecto rebote de unas largas vacaciones.

Hacer un crucero

Otra de las ventajas de pasar Semana Santa en un crucero es el tiempo en familia. Cuando viajamos en coche o incluso en avión, el estrés es mayor. Al meternos en un barco, esos pocos días de descanso se convierten en días sin problemas. Toda la familia relajada, sin tener que preocuparse por absolutamente nada que no sea disfrutar y pasarlo bien.

Por otra parte, no hay que olvidar que los cruceros nos permiten olvidarnos de buscar lugares para comidas y cenas. A esto se añade que la carta de platos es realmente amplia, e incluye menús especiales para quienes sufren intolerancias alimenticias. Si en tu familia hay alguien con alguna de estas alergias, podrás ahorrar tiempo al no tener que buscar dónde comer y qué sirven.

Otra de las ventajas es que la elección de crucero en Semana Santa permite ver muchos lugares en un mismo viaje. Ten en cuenta que un viaje más corto implica menos días, pero eso en un crucero no es un drama: cada día estará destinado a un lugar concreto. El barco viaja cuando tu descansas, y al despertar estarás siempre en un puerto diferente, disfrutando de aires nuevos.

Por otra parte, teniendo en cuenta que la Semana Santa es una fiesta religiosa, no es de extrañar que en las distintas ciudades del mundo se celebre de forma diferente. Imagínate lo maravilloso que debe ser visitar ciudades como Roma en estas fechas. Y el abanico de destinos nacionales e internacionales es realmente amplio. Pero si no quieres saber nada de procesiones ni nazarenos, tampoco es problema, existen muchas ciudades a lo largo y ancho del planeta que no siguen esta tradición.

Otro dato a tener en cuenta, es que en los cruceros de Semana Santa se organizan actividades diferentes a las del resto del año, por lo que no será raro encontrar una decoración relacionada con la ocasión, con esos típicos huevos de Pascua o los simpáticos conejitos de chocolate. Para los pequeños siempre hay juegos y actividades organizadas, pero en Semana Santa un clásico es el de esconder los huevos de Pascua para que los encuentren. Todo esto dependerá, claro está, de la compañía con la que viajes.

Si eres religioso, te gustará saber que muchos barcos cuentan con capillas o iglesias, por lo que podrás disfrutar de diferentes actos dentro del propio barco.

Por último, y no por ello menos importante, hay que hablar de la organización de este tipo de viajes. Semana Santa muchas veces nos sorprende sin plan previsto. Para encontrar vuelos y reservas de hotel hay que buscar siempre con bastante antelación. Está claro que en el mundo de los cruceros funciona igual, con más tiempo de antelación mejores precios y condiciones. No obstante, siempre hay ofertas y podrás encontrar camarotes disponibles. La oferta de cruceros, a día de hoy, es realmente amplia.

Por otra parte, si además sois un grupo muy grande, tanto en familia como con amigos, sabrás que buscar hoteles y vuelos puede ser caótico. En un crucero no te encontrarás con ese problema. Todo está más centralizado y poder encontrar un crucero para grupos es muchísimo más sencillo de lo que crees.

Si esperas a última hora y te quedas sin plazas, siempre tendrás opción de disfrutar de otras opciones de ocio para hacer con niños en Semana Santa, como estos destinos que te proponemos.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top