Escala en Split, qué ver

que ver en Split

Además de Dubrovnik, en Croacia hay otras escalas interesantes a las que un crucero por el Mediterráneo puede acercarnos. Contamos así, por ejemplo con Split, una ciudad situada al sur del país siendo uno de los puertos más importantes del mismo.

Principal ciudad de la región de Dalmacia, Split está a unos 400 kilómetros de Zagreb. Debemos reconocerla como una de las ciudades más hermosas de Croacia, habiendo sido declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979. ¿Qué nos puede ofrecer esta ciudad durante una escala? Mucho, la verdad es que mucho.

¿Qué ver en Split?

Podemos visitar uno de los lugares más importantes de Split, por no decir el más importante de todos. Se trata del Palacio de Diocleciano, o lo que es lo mismo, el centro histórico de la ciudad. Es precisamente esta zona la que le ha otorgado el prestigioso título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Palacio de Diocleciano en Split

Palacio de Diocleciano

El recinto repleto de piedra caliza blanca, es realmente monumental. Al cruzar sus puertas estaremos viajando al pasado y paseando por calles sacadas de la época del imperialismo romano.

Podemos decir que este palacio, el palacio del emperador, es una de las obras arquitectónicas clásicas tardía más importante del mundo. Cuenta con un estado de conservación excepcional, al que se añade evidentemente arduos trabajos de restauración.

Más que un palacio parece una gran fortaleza. En su interior, encontramos lugares como el vestíbulo, la plaza con columnata, el Templo de Júpiter o el mausoleo de Diocleciano, que ha sido convertido en la Catedral de la ciudad. Es justamente en esta catedral donde podemos ver una preciosa y armónica combinación de románico y gótico.

Es cierto que visitar el palacio ya nos tendrá ocupados por un tiempo, pero no podemos dejar de señalar las hermosas calles d la ciudad; y es que estas se abren paso mostrando muchos otros monumentos como el Ayuntamiento del siglo XV, la iglesia Gospa od Zvonika o la iglesia de SV Nikola.

Siendo Split uno de los puertos más destacados del país, no es de extrañar que encontremos un gran paseo marítimo. Desde aquí, las vistas son impresionantes, encontrándonos a nuestro paso bellos monumentos renacentistas que amenizarán el recorrido.

Si queremos pasearnos por lugares tradicionales para conocer el día a día de los habitantes de esta ciudad, sin duda tenemos que visitar los mercados. Hay dos muy importantes, el del pescado de la calle Marmontova y el mercado verde, al oeste del Palacio, en el que se vende toda clase de fruta y verdura.

Museos también encontramos en Split. Tenemos por ejemplo el museo Etnográfico, el Museo Arqueológico, siendo este uno de los más antiguos de todo el país, el museo de la propia ciudad de Split o el Museo Marítimo, ubicado en una imponente fortaleza levantada en el siglo XVII.

Diocletianus-Palace-In-Split-vayacruceros

Por las calles de Split

Split tiene tanta magia como monumentos y rincones interesantes, pero además, los turistas podrán realizar excursiones cercanas a lugares como Salona, el yacimiento arqueológico más grande de esta parte del Adriático. Esta ciudad nos impresionará; y es que cuando estaba en pie, era hasta tres veces más grande que Pompeya.

Si lo que queremos es visitar playas, también tenemos algunas cercanas de gran interés. Por ejemplo, podemos destacar Bacvice, la más popular de la ciudad. Está a un kilómetro desde el centro y es de arena, algo que no encontraremos en muchas playas de los alrededores.

También podemos desplazarnos a Klis, a unos 15 kilómetros de Split. Se trata de una preciosa fortaleza medieval situada sobre una aldea. Las vistas desde aquí sobre Split y los alrededores son las más bellas que vamos a encontrar. Una panorámica perfecta para captar con nuestra cámara de fotos.

Finalmente también podemos visitar Trogir, a unos 30 km de Split. El centro de esta ciudad también está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por lo que es otra de esas visitas que pueden aportarnos muchísimo, y está a tan sólo 30 minutos en autobús, pudiendo volver perfectamente en barco en una preciosa travesía.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top