El puerto turístico de Valencia

Valencia

El puerto de Valencia es uno de los más importantes del Mediterráneo. En la actualidad, los cruceros con escalas, así como orígenes de ruta, en esta zona del Levante son cada vez más frecuentes. Por este motivo es interesante saber las opciones que tenemos en cuanto a visitas si paramos aquí en nuestro crucero por el Mediterráneo.

Antes que nada, cabe destacar que existe una tarjeta llamada VLC Cruise Card, es una tarjeta turística para cruceristas, que además de facilitar transporte desde el aeropuerto hasta el puerto, otorga una serie de beneficios y descuentos en museos, servicios turísticos, tiendas y restaurantes de la ciudad.

Ahora bien, en cuanto a visitas se refiere, Valencia cuenta con un sinfín de opciones. Evidentemente en ellas no faltará la visita obligada por excelencia, la hermosa Ciudad de las Artes y las Ciencias, así como todos los edificios que la conforman. Podremos observar delfines y seres marinos en el Oceanográfico, descubrir la ciencia en el Museo Príncipe Felipe o simplemente admirar el trabajo de los diseños de esta “ciudad” por parte de Santiago Calatrava y Félix Candela.

Si bien es cierto que esta visita es la que más llama la atención del turista en Valencia, hay que saber que no es, ni de lejos, la única atracción de la ciudad. Valencia cuenta con un número importante de iglesias, palacios y edificios históricos que hay que destacar. Muy recomendables para todos aquellos que disfruten con la arquitectura, así como con la historia en general.

La Catedral de Valencia se ubica en el lugar en el que, según dicen, se daría la primera misa tras la conquista de la ciudad por Jaime I, allá en el siglo XIII.

En este precioso edificio predomina el gótico mediterráneo español. No obstante, también encontraremos elementos románicos, del gótico francés, renacentista, barroco y neoclásico.

Cabe destacar que en su interior, se dice, está el autentico Santo Cáliz, fechado en el siglo I y otorgado a la catedral por el rey Alfonso el Magnánimo.

Paseando por el centro, más allá de la gran plaza del Ayuntamiento, nos encontraremos con el precioso palacio de Marqués de dos Aguas. La puerta principal de este palacio, realizada por Vergara, es sin lugar a dudas una obra de arte, pieza importantísima del churrigueresco.

Además, dentro de este hermoso edificio, encontraremos el Museo Nacional de Cerámica, con una colección que va desde la prehistoria hasta Picasso.

Aunque no son muchos los restos que encontraremos de la antigua muralla que resguardaba la vieja ciudad de Valencia, que corresponde con el casco antiguo (o lo que los valencianos llaman el Barrio del Carmen), aun hoy podemos observar dos de sus puertas de entrada. Se corresponden con las Torres de Serranos, del siglo XIV y actualmente restauradas, y las torres de Quart, con una estructura similar pero sin restaurar, pudiendo mostrar aun impactos de las armas enemigas.

Otros de los grandes edificios de Valencia es la llamada Lonja de la Seda o la Lonja de los Mercaderes. Ubicada frente al Mercado Central (muy recomendable también), se levanta esta obra maestra del gótico civil valenciano, que todo sea dicho fue declarada Patrimonio de la Humanidad por l Unesco.

La oferta de museos también es muy amplia. Tenemos por ejemplo el Museo de Bellas Artes de Valencia, contando con gran fama por su colección de tablas góticas de los siglos XIV y XV y siendo sus obras más preciadas las del Autorretrato de Velázquez y la Virgen con el Niño y donante de Pinturicchio.

Otros museos de la ciudad están dedicados a personajes ilustres de Valencia, como el escritor Blasco Ibáñez, con su casa museo en la playa de la Malvarrosa, o la casa museo Benlliure, en la calle Blanqueríes.

Estas son tan sólo algunas de las visitas que podemos hacer. Para saber toda la oferta tan sólo debemos acercarnos a alguna oficina de turismo, repartidas por la ciudad.

Foto vía: ramonbaile

Tags:

1 comentario

Comments RSS

  1. Vanessa dice:

    Estoy totalmente de acuerdo, Valencia tiene infinidad de sitios que visitar, no nos olvidemos también de la albufera por ejemplo, donde podemos pasear en barca y disfrutar de una rica paella en algún restaurante típico. Un bello Parque Natural que mucha gente desconoce y al que vale la pena visitar, y por supuesto todo su centro histórico y la Ciudad de las Artes y las Ciencias, entre otros.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top