Todo lo que necesitas saber para viajar en crucero con un bebé

Viajar con bebes

Si viajar con niños en crucero puede asustar, con un bebé el miedo aumenta. No obstante, puedes quedarte tranquilo porque ni es un error, ni un peligro ni mucho menos está prohibido. Viajar en crucero con bebés es posible: simplemente hay que estudiarlo todo un poquito más.

Para empezar, debes saber que, si no hay más especificaciones, la edad mínima para un bebé a bordo es de unos 6 meses. Esta edad es la que se pide en los cruceros regulares, los más demandados. En las travesías especiales, aquellas de largos itinerarios o incluso en los cruceros por el Atlántico de larga duración, la edad aumenta a 12 meses. No obstante, como cada naviera es un mundo, conviene revisar su normativa al respecto antes de reservar camarote; y es que en algunas esta edad puede aumentar. Lo que está claro es que para permitir viajar a un bebé los barcos deben contar con servicios de asistencia médica especializada, por lo tanto, es algo a tener en cuenta a la hora de elegir el crucero en cuestión.

Un bebé conlleva un equipaje más grande. Carros, cunas, biberones y un largo etcétera. Aunque está bien que estés preparado con todo lo necesario, ten en cuenta que muchas navieras lo ponen más fácil de lo que crees. La mayoría pone a disposición de sus cruceristas elementos como cunas o tronas. Muchas de ellas incluso cuentan con pañales a bordo, algo que no está de más.

Aunque la mayoría de las compañías cuentan con programas especializados para niños, suelen estar enfocados a partir de los 3 años. Si tu hijo es muy pequeño, debes tener claro que vas a estar pendiente de él todo el tiempo, algo que por otro lado parece normal. Aun así, hay navieras que también ofrecen servicio de niñera, una buena excusa para relajarse una tarde por completo en el spa del barco, sin llantos ni pañales.

El camarote también es una decisión importante cuando se viaja con niños tan pequeños. Aquí la prioridad es el espacio. Los bebés, como comentábamos, llevan una gran cantidad de utensilios como carritos, minicunas etc. Lo mejor es intentar buscar un camarote amplio, con balcón. Lo ideal sería una suite, pero como los precios se pueden ir un poco, infórmate bien de qué tipo de camarotes hay en el barco que has escogido y cuáles son los que cuentan con más metros cuadrados útiles.

Además, no te olvides de verificar que el camarote que has escogido cuenta con bañera o con adaptadores para bañar a tu bebé. En los camarotes se prioriza el espacio, por lo que la inmensa mayoría tendrá únicamente plato de ducha. Busca aquellos que te dan este servicio para no tener sorpresas en alta mar.

Niño a bordo

¿El itinerario es importante? Lo cierto es que sí. A priori, cualquier puerto de escala contará con todas las facilidades para desembarcar, pero hay destinos cuyos puertos son complicados, teniendo que acceder a los mismos con tenders o botes. En estos casos, es evidente que un carrito no será la forma más cómoda de viajar. Así pues, cerciórate también de que en todas las escalas el barco llegue a puerto.

Aunque como comentábamos la mayoría de navieras cuentan con programas infantiles para niños mayores de 3 años, siempre hay excepciones. Por ejemplo, en Royal Caribbean cuentan con el programa “Royal Babies” que está dirigido a niños de 6 y 8 meses.  Sin duda un desahogo para los padres, que podrán disfrutar un poco más a fondo las instalaciones del barco sin tener que estar las 24 horas vigilando a sus pequeños.

Otro buen ejemplo es el de Disney Cruises, que también cuenta con programas especiales para niños desde los 6 meses hasta los 3 años, además del servicio de niñera en camarote.

Hay que destacar que todas estas navieras cuentan con profesionales especialmente seleccionados para este tipo de servicios. Dejar tus hijos al cuidado de alguien puede preocupar, por eso es bueno saber que las compañías se toman muy en serio el perfil de las personas contratadas para este tipo de trabajo.

Tags: ,

2 comentarios

Comments RSS

  1. Bajo mi punto de vista si vas a un crucero es mejor que el niño mínimo tenga de 4 a 5 años, porque como tenga días malos y es mas pequeño te da el crucero y no lo disfrutas nada.

    • Vayacruceros dice:

      Hola Agencia de Viajes en Málaga,

      Desde Vayacruceros.com hemos observado que año hay más familias que viajan con niños muy pequeños. Actualmente, los barcos de cruceros están mejor preparados para adaptarse a las necesidades de cada cliente. Sin embargo, entendemos tu opinión, aunque siempre se disfruta en un barco con instalaciones variadas.

      Recibe un cordial saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top