Qué hay que estudiar y dónde para trabajar en un crucero

Tripulacion del barco

Los cruceros suponen una oportunidad de trabajo para perfiles muy diversos. En un crucero necesitan personal en la sala de máquinas, pero también necesitan desde cocineros hasta médicos, animadores, artistas, socorristas o personal de servicio como peluqueras. Lo cierto es que teniendo en cuenta el aumento de la demanda y, por tanto, de la oferta de cruceros, en años anteriores, los puestos que se ofertaban en este ámbito eran muchísimos.

Si cogemos un año como 2015, en el que los coletazos de la crisis aún eran evidentes, nos encontramos con que existía ya una oferta de unos 360.000 puestos laborales, de cualquier índole, en cruceros a nivel mundial. Ofertas nuevas para animadores, para enfermeros, para camareros, cocineros, entrenadores personales, electricistas, fontaneros y un larguísimo etcétera; y es que, al final, un crucero es como una pequeña ciudad flotante en la que es necesario todo tipo de servicios.

¿Qué necesito para trabajar en un crucero?

Si estás pensando en trabajar en un crucero, debes saber que los procesos de selección no son nada sencillos. Lo cierto es que son bastante exhaustivos, pues cada puesto y cargo tiene sus funciones muy determinadas y precisa de una preparación y unos requisitos muy concretos. Además, normalmente es necesario que se pida experiencia previa, aunque hay puestos de menor nivel en los que no será necesaria.

No es de extrañar que además de los requisitos específicos de cada profesión, se busque un extra en los idiomas. Un crucero es un lugar en el que vamos a tratar con clientes venidos de muchas partes del mundo. Es más, la tripulación suele ser de diferentes puntos del mundo. Por tanto, hablar varios idiomas es un requisito en la mayoría de los puestos de trabajo en un crucero. Inglés, sobre todo, aunque hay compañías que valorarán positivamente el conocimiento de dos y hasta tres idiomas.

Guardería MSC Cruceros

Como comentábamos, además del idioma, se pedirán estudios específicos en cada una de las áreas. El médico deberá certificar que es sanitario, la peluquera que tiene estudios en la materia y así con cualquier profesión específica. Además, se buscarán siempre personas que cuenten con un carácter agradable, que sepan trabajar en grupo y que aguanten bien la presión, pues en alta mar no se puede escapar.

Además de todas estas exigencias, las personas que quieran trabajar en un crucero necesitan formación marítima básica. Esta formación marítima será la que le permita obtener la Tarjeta Profesional de la Marina Mercante, así como el Certificado de Control de Multitud, Familiarización y Seguridad a Bordo de Buques Ro-Ro de Pasajeros. Todo ello es parte de las exigencias impuestas por los acuerdos STCW firmados por los miembros de la Organización Marítima Internacional, en la que se incluye a España.

En otras palabras, para poder embarcar y trabajar en un crucero, además de la formación y experiencia específica, así como los idiomas, te harán falta unos 3 cursos de especialidad marítima profesional.

Estos cursos deben estar homologados por una escuela marítima profesional, y se encargan de formar al tripulante en todas las materias importantes para el día a día en un barco. Esta escuela marítima tiene que tener a su vez una homologación del contenido STCW/10, que es un convenio de formación Internacional perteneciente a la Organización Marítima Internacional.

Los cursos serán tres. Por un lado, un curso de Formación básica en seguridad marítima. Es el base, el primero y el más importante. Dura unas 72 horas y habla de riesgos laborales, prevención, primeros auxilios etc.

Otro de los cursos que se espera es el de Buque de pasaje. Este curso dura unas 32 horas y se transmiten conocimientos relativos a cómo actuar en caso de emergencia y manipular y guiar a grandes masas en situaciones extremas.

Por último, estará el curso de formación básica en protección marítima. Es el más corto, con una duración de unas 12 horas. En el curso se les da información sobre cómo actuar en caso de un secuestro, atentado, robos, vigilancias o circuito de video, entre otros.

También puede interesarte

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top