Celebrar la Nochevieja y Año Nuevo en un crucero

Nochevieja en un crucero

Mientras que Nochebuena es una fecha más familiar, en Nochevieja y Año Nuevo, la gente se anima más a viajar, y, por supuesto, también en crucero. Celebrar la Nochevieja y el Año Nuevo en un crucero es una de las mejores opciones, y es que tendremos todo lo que se puede tener en un lujoso hotel, sobre el mar y mostrándonos diferentes partes del mundo.

¿Cómo es la Nochevieja a bordo de un crucero?

Las principales navieras llevan ya meses preparando los cruceros de Nochevieja, y no es para menos. Es una fiesta que ilusiona a todos por igual, independientemente del lugar en el que vivamos. Es también es una fecha con tradiciones muy diferentes y por eso, dependiendo de la naviera con la que viajemos, encontraremos una forma u otra de empezar el año.

Por ejemplo, si apostamos por navieras americanas, con una ruta por el Caribe que siempre es estupenda en esta época del año, tendremos una entrada de año un tanto diferente a las típicas uvas españolas. Una reunión de toda la gente alojada en el barco, cruceristas y tripulación, en un gran salón. Una orquesta que irá tocando y que al llegar las 12 de la noche, comenzará una cuenta atrás para dar el paso al año nuevo. Después, muchos globos, confeti y un montón de personas besándose y abrazándose. El ambiente es diferente pero muy festivo.

Si bien es cierto que en este tipo de navieras se imponen las tradiciones americanas, no es raro que, en muchos barcos, sobre todo si hay mucha afluencia de hispanos, se reserve un espacio especial para que la entrada del año sea más “convencional”. Así, una pequeña sala sería suficiente, en la que se repartirían las típicas uvas y se retransmitiría el canal 24 horas de TVE para poder ver las campanadas de la península. Ahora bien, en diferido, que la diferencia horaria existe.

Fiesta de fin de año en un crucero

Si optamos por una naviera española o por una naviera europea, las tradiciones pueden ser un poco más similares a las nuestras, aunque recuerda que lo de las 12 uvas es bastante made in Spain.

El tema de la diferencia horaria es bastante interesante. Mientas que en algunas navieras se centran únicamente en la hora en las que están, hay casos en los que la Nochevieja te puede pillar en Canarias, por ejemplo. Así, podrías celebrar el fin de año a la hora peninsular y a la hora insular. Un 2×1 que hará que esta Nochevieja sea única.

En cuanto a la cena de esta noche, lo cierto es que la mayoría de las navieras hacen un esfuerzo increíble por hacerla única. Todos los barcos organizan menús diferentes en los que poder degustar un sinfín de manjares. Si en tu familia o grupo de amigos hay algún problema con las intolerancias alimenticias, no hay problema, consulta siempre con la naviera para pedir un menú especial.

Una de las ventajas de celebrar la Nochevieja en alta mar es precisamente tener que olvidarse de la cocina. Todos nos estresamos con estas fiestas, pues somos muchos y hay que hacer comida de más. No obstante, si conseguimos que todo nuestro círculo de amigos se anime a realizar un crucero en Año Nuevo, nadie tendrá que meterse en la cocina, ni para preparar la cena ni para limpiar los platos.

Si además viajas con niños o jóvenes, también podrás olvidarte un poco de ellos. Piensa que en estas navieras hay muchas zonas habilitadas para ellos, con juegos y personal preparado para conducir grandes grupos de niños. Es una forma de relajarte y disfrutar plenamente de unas vacaciones más que merecidas.

Por lo demás, puedes escoger entre una ruta larga, de más días, una ruta convencional con varias paradas. Un punto a favor es que no tendrás que deshacer las maletas más que una sola vez. Las fiestas importantes las pasarás en el barco, pero luego podrás hacer diferentes escalas para conocer otras partes del mundo.

También hay rutas más cortas o incluso barcos, como los fluviales, que simplemente organizan una fiesta en un mismo puerto. Estar atracado en un mismo lugar no es problema alguno, pues puedes conocer la ciudad bien y no preocuparte de las escalas. Suelen ser rutas más cortas de 1 o 2 días y se centran únicamente en la celebración en sí.

Como verás, son bastantes las opciones pero todas con un denominador común: pasarlo bien en ese día tan especial como es el último del año, y por supuesto, el primero del siguiente.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top