Mini cruceros, una opción para vacaciones cortas

Temporada de cruceros

Un mini crucero no es un crucero pequeño, no. El tamaño de un mini crucero sigue siendo el mismo que el de los cruceros normales. Este término no hace referencia a las dimensiones de la nave, lo cierto es que los mini cruceros siguen siendo enormes y lujosos. Únicamente se trata de rutas de menos días.

¿Qué es un mini crucero?

Para considerarse como mini crucero, la ruta debe ser menor a una semana. Así, podemos encontrar diferentes tipos, desde los de 2 días y una sola noche hasta los de seis días y cinco noches.

Normalmente se trata de trayectos que algunos barcos hacen cuando se cambia de ruta, o bien finaliza la temporada en una zona y ese barco es mandado a dique seco para que se someta algún tipo de actualización.

Los mini cruceros son una opción estupenda para aquellas personas que quieren iniciarse en el mundo de los cruceros. Una toma de contacto con un crucero antes de embarcarse en uno de mayor duración. Además, los mini cruceros pueden ser un producto realmente atractivo si contamos con pocas vacaciones, seamos o no usuarios ya de este tipo de viajes.

Ventajas de los mini cruceros

Uno de los atractivos de estos cruceros es el precio. Sí, son precios mucho más bajos. El motivo es muy simple: las navieras utilizan estos mini cruceros para cubrir plazas fuera de su itinerario habitual. Cuando al principio o al final de la temporada cambian de zona, aprovechan para organizar una de estas mini rutas. Al final de estas temporadas, al posicionarse en otras zonas, el barco tiene que moverse igualmente. Esto genera unos gastos, que serán cubiertos (por lo menos en parte) por la oferta de este tipo de mini cruceros.

Los mini cruceros son la opción perfecta si cuentas con pocos días de vacaciones. Es posible que tengas un puente, unos días en Semana Santa o quizá no quieras invertir todas tus vacaciones de verano o invierno en un crucero. Así, puedes escoger cruceros de 2, 3, 4, 5 y 6 días, que, además, hacen rutas realmente bonitas e interesantes.

Son muchas las navieras que pueden ofrecerte este tipo viajes, tales como Costa Cruceros o MSC. Rutas por el Mediterráneo, o las islas griegas, son las grandes favoritas en este tipo de cruceros cortos. Además, no hay que olvidar los mini cruceros por el Caribe. Navieras como Royal Caribbean o Carnival realizan rutas muy breves por paraísos caribeños de esos que te enamoran al instante.

cruceros por el Mediterraneo

Una opción interesante de ruta podría ser el “Crucero España e Italia desde Barcelona”. Una ruta de 2 días, muy corta y cómoda, que te mostrará lugares como Génova. En esta ruta, operada por MSC Cruceros y a bordo del MSC Orchestra, podrás disfrutar de pensión completa y una travesía corta pero intensa en la que conocerás el interior de este espectacular barco.

Otra alternativa es el “Crucero Mediterráneo desde Barcelona”. Se trata de una travesía a bordo del Norwegian Epic, de NCL, que dura 4 días. Partiendo también desde Barcelona (como la mayoría de estos mini cruceros), visitarás lugares como Nápoles y Civitavecchia. En este último puerto podrás hacer una excursión para conocer una de las ciudades más espectaculares y románticas del mundo, Roma.

Finalmente, si cuentas con un poquito más de tiempo, pero aún así no quieres embarcarte en un crucero de larga travesía, hay mini cruceros de hasta 6 días, como el de la ruta “Crucero Italia y España desde Génova de MSC”.

A bordo del MSC Meraviglia, podrás estar 6 días navegando por el Mediterráneo, visitando lugares como Civitavecchia, Palermo, Cagliari, Palma de Mallorca y finalmente Valencia. Sin duda una travesía lo suficientemente larga como para aprovechar al máximo los días en alta mar, disfrutando cada uno de los rincones de este barco. Pero, a la vez, una travesía corta que podrás hacer perfectamente si cuentas con unos pocos días de vacaciones.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top