El crucero se define como alternativa al turismo de sol y playa

Leer en la playa
La inestabilidad de algunos países del Mediterráneo, que eran destino habitual de los europeos del norte (como Turquía, Túnez o Egipto) ha desviado el turismo hacia nuestro país. Esto hace que las touroperadoras del norte de Europa demanden gran cantidad de hoteles nacionales y, por consiguiente, que la disponibilidad sea muchísimo menor para el turista nacional. Este crecimiento de la demanda aumenta también el precio de las pernoctaciones y hace que la oferta para el turismo nacional sea mucho menor.

Debido a este hecho, el turista español opta cada vez más por otro tipo de viaje que no sea exclusivamente el alojamiento en nuestras solicitadas costas.

Una de las opciones por las que se decide el turista español es por la de los cruceros. Es un tipo de viaje en alza que ofrece muchas ventajas hasta ahora desconocidas.

Los cruceros son una opción de viaje relativamente moderna. Podemos datar sus comienzos en el S.XIX cuando se iniciaron las travesías por el Atlántico desde la vieja Europa a América. Esta época dorada no duró mucho ya que con la llegada y el boom de la aviación, los viajes transatlánticos en crucero pasaron a un segundo plano, dejando a la aviación el primer puesto en transporte de pasajeros de un continente a otro.

Debido a este declive que experimentó este tipo de crucero, las navieras tuvieron que reinventarse y actualizar sus barcos para ofrecer algo que llamara la atención del turista. Por ello, los barcos que había navegando fueron adaptados y los que no pudieron adaptarse tuvieron que retirarse del mercado.

Nada queda de aquellos barcos en los que los cuartos de baño eran compartidos, que funcionaban a vapor y que tardaban 15 días en llegar al otro lado del Atlántico.

Actualmente el crucero es una opción sensacional. Existen cruceros para todos los gustos, edades, posibilidades y destinos. Las ventajas que presenta son infinitas: puedes viajar por diferentes puertos sin tener que llevar tus cosas de un lado a otro. Mientras que navegas de un puerto a otro disfrutas de todas las instalaciones de los barcos, que no son pocas, con lo que el desplazamiento hasta el siguiente puerto de destino es también parte del viaje. No pierdes ni un momento de las vacaciones, todo es nuevo y apasionante.

El reservar un crucero es una de las mejores alternativa al saturado mercado hotelero. Es fácil y cómodo. Los agentes de viajes especializados te aconsejan según tus preferencias y tus posibilidades. Por ejemplo podemos realizar un crucero en pleno mes de agosto por la zona más transitada de Europa, el mar Mediterráneo, por menos de 900 euros por persona en régimen de todo incluido y desde Barcelona 

Pero no sólo por el Mediterráneo. Existen ofertas para todos los destinos: Caribe,  Fiordos o Islas Griegas

También existen barcos y categorías para todos los gustos: desde un camarote interior sencillo hasta suites de 79 metros cuadrados en los que el lujo y la comodidad están más que asegurados. Hay barcos para aquellos que quieren disfrutar de la tranquilidad y el lujo  y otros más animados, dónde la fiesta está asegurada 

Esto es sólo una pequeñísima selección de todo lo que un crucero puede ofrecerte. Por eso te proponemos que si aún no has realizado ningún crucero, no pierdas tu oportunidad y lo pruebes. Seguro que repetirás.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top