Cómo evitar engordar esos kilos de más durante tu crucero

Comida cruceros: Buffet de un crucero

Las vacaciones en un crucero son tentadoras al extremo.  Y no nos referimos únicamente a los placeres de una piscina en pleno mar o la posibilidad de conocer cada día una ciudad diferente. No. La comida, sobre todo en los cruceros con todo incluido, es la mayor de las tentaciones. Comida incluida que se presenta en forma de grandes mesas de bufet, con un sinfín de dulces, embutidos, pastas, ensaladas, carnes y demás. No hay duda de que parece bastante difícil no engordar esos kilos de más durante el crucero. No obstante, no te preocupes, hay salvación, a pesar de que cuidarse en un crucero a veces no estan fácil como parece. Te acercamos algunos consejos que seguro te vendrán bien para evitar el exceso de “equipaje” de vuelta.

Consejos para evitar engordar durante el crucero

Ante todo, vigila lo que comes. No te vuelvas loco. La mayoría de las veces comemos más por los ojos, y eso no es nada bueno. Ten claro que pasarás muchos días en el barco, no es necesario que pruebes todo el primer día o que lo hagas todos los días igual. Alterna y ve rebajando la ingesta de calorías con fruta y otros alimentos menos grasos. Recuerda que comer en un crucero es fácil y que todo consiste en saber administrarse.

Comida vegetariana

Cuidado con el alcohol. El alcohol engorda, y mucho. No se trata de no probar ni una copa de vino en todo el crucero, pero intenta, en la medida de lo posible, no pasarte con el consumo. Puedes tomar una copa de vino o cerveza a la hora de las comidas o bien reservar la ingesta de alcohol para un combinado nocturno.

Recuerda, además, que los cócteles, aunque sean sin alcohol, no están exentos de calorías. Todo lo contrario. La mayoría están cargados de azúcares y zumos artificiales de fruta. Así pues, si quieres ir a por algo más sano, disfruta de una copita de cava o un buen vino.

Algo similar sucede con los postres sin azúcar. Sí, son adecuados para las personas con problemas de diabetes, pero no sólo engorda el azúcar. En este caso también engordan las harinas, las cremas o la mantequilla, aunque este edulcorada con otras sustancias. Si eres de dulce, contrólate y pide siempre una porción muy pequeña, alternando durante el día con fruta.

Si tienes claro que has venido a disfrutar, tranquilo, puedes hacerlo sin reprimir tus ansias de probarlo todo. Sigue sencillamente una regla de oro. Reserva las comidas más grasas o aquellas más calóricas para el día o el desayuno, haciendo así que las cenas sean mucho más ligeras. Esto, junto a una actividad diaria, hará que el gasto de tus calorías aumente y que, además, por la noche no duermas mal.

Haz deporte en el crucero

Con el hilo de lo anterior llegamos a la segunda parte importante, muévete. Sí, no pares de moverte, en un barco tienes opciones más que suficientes para ello.

La mayoría de barcos cuentan con gimnasio (por no decir todos). Estos gimnasios están dotados con la última tecnología para que puedas poner en marcha tu cuerpo. Una cinta de correr, una bicicleta estática o elíptica y unas cuantas abdominales para empezar el día, suele ser suficiente para mantener esos kilos de más completamente fuera de tu vida.

Crucero Adventure of the Seas: Gimnasio.

Además, el gimnasio no es la única zona en la que podrás practicar deporte. Si no te gustan demasiado esos sitios, prueba con las pistas multideportivas, en las que puedes jugar desde un partido de futbol hasta uno de baloncesto. Además, todos los días se organizan diferentes actividades que también te ayudarán a quemar grasa, como clases de baile o juegos varios por todas las cubiertas.

No tomes nunca el ascensor, mejor subir y bajar escaleras. Además, no estaría de más hacer un paseo después de comer por toda la cubierta, o bien dejarse ver por la discoteca para darse unos buenos bailes, que, además de quemar grasa, nos harán pasar un excelente rato.

Todo esto en lo que se refiere a los días de navegación y las noches en el barco. Pero también es necesario hablar de las escalas. Ya sea con excursiones contratadas o por libre, aprovecha estas escalas para andar, recorrer las grandes o pequeñas ciudades y quemar todas esas calorías del desayuno y la comida.

No cierro este artículo sin recomendaros que veáis nuestros vayaconsejos antes de preparar vuestro crucero.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *