Crucero por el Mediterráneo con vuelos y traslados incluidos

Crucero en Venecia

De vez en cuando se alinean los planetas y podemos disfrutar de ofertas tan especiales como esta, en la que además de un crucero, por el mismo precio, nos llevamos los billetes de avión que nos acercarán al puerto de salida; y es que hay rutas, fantásticas por cierto, que no comienzan en nuestra ciudad, es más, posiblemente vivamos en un lugar en el que no tengamos acceso al mar. Si no queremos que se encarezca nuestro viaje comprando los billetes de ida y vuelta, podemos optar por ofertas tan increíbles como esta, Crucero Mediterráneo Vision of the seas desde Venecia con vuelos y traslados incluidos.

La oferta es para el próximo mes de julio, concretamente el día 9. Ideal pues para nuestras próximas vacaciones de verano. Un momento estupendo para prepararlas.

La compañía no es una compañía cualquiera; y es que Royal Caribbean destaca por ser una de las navieras más famosas, elegantes y con mejor oferta en zonas como el Mediterráneo. El barco también es interesante, pues el Vision of the Seas tiene absolutamente todo lo necesario para convertirse en un hotel flotante de lujo, de esos que dejan huella.

El precio es genial. Podemos disfrutar de un camarote interior por 723 euros por persona más 203 euros de tasas de embarque. Los vuelos y traslados están incluidos, pero es que además el régimen de alojamiento es de pensión completa ¿podría ser mejor? Sí, la cosa mejora aún más, pues la ruta cuenta con unas escalas que nos harán enloquecer.

Comenzamos en Venecia, y aunque se trata de una ciudad fantástica llena de magia, lo cierto es que sólo será el inicio de este sueño en alta mar. Nuestra primera escala no se hará esperar, Dubrovnik, la joya del Adriático. Se trata de una ciudad monumental con hermosísimas calles. Tal es su belleza medieval, que fue uno de los escenarios escogidos para rodar la famosa serie de Juego de Tronos, concretamente las escenas que muestran Desembarco del Rey. La lista de monumentos que podremos ver en nuestra escala es bastante larga, desde la Fuente Onofrio, la famosa Puerta Pile, la Muralla de Dubrovnik, el Monasterio de San Francisco, el Monasterio de Santo Domingo, la Plaza de la Luza, el Palacio Sponza, la Catedral de Dubrovnik o el Puerto de la ciudad.

Dubrovnik desde el mar

Dubrovnik desde el mar

Nuestra segunda escala será nada más y nada menos que Atenas, cuna de filósofos en la antigüedad. El lugar en el que la democracia dio sus primeros pasos. Una ciudad plagada de monumentos que nos dejará completamente asombrados. Podemos ver la famosa Acrópolis, el lugar más importante de la Antigua Grecia. La ciudad alta, en la que se ubicaban algunos de los edificios más destacados como el Partenón o el Ágora Antigua.

También es interesante visitar lugares que nos hablan del cambio, de la evolución de esta antigua ciudad, tales como la Plaza Sintagma, corazón geográfico de la misma. En otro orden también destacamos el Estadio Panatenaico, el Templo de Zeus Olímpico, Teatro de Dioniso, el Odeón de Herodes Ático o la Biblioteca de Adriano.

Tras Atenas, llega el momento de conocer Corfú. Este rincón de las Islas Griegas nos va a sorprender gratamente, pues cuenta con lugares destacados como el Achilleion, o lo que es lo mismo, el palacio que construyó la Emperatriz Elizabeth de Austria, más conocida como Sissi Emperatriz.

Panorámica de Corfú

Panorámica de Corfú

También encontramos herencias bizantinas, como el Angelokastro, un fuerte bizantino, el más hermoso de toda Grecia. También tenemos que visitar el Museo Palaiopolis o el Palacio Monrepos, el Palacio Phrourio, la Antigua Ciudadela o el Neo Phrourio, entre muchísimos otros.

Finalmente llegamos a Split, la principal ciudad de la región de Dalmacia, Croacia. Conociendo datos como que se trata de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, lo cierto es que visitas no van a faltarnos.

Podemos visitar, por ejemplo, el Palacio de Diocleciano, que con el tiempo ha sido convertido en el centro de la ciudad. Mármol y murallas, 16 torres y hasta 4 portones, sin duda un lugar de lo más especial para perdernos, pues en su interior encontramos el mausoleo de Diocleciano, el Baptisterio de San Juan construido encime de un antiguo Templo dedicado a Júpiter, la Catedral o columnas monumentales y apartamentos imperiales.

Sin duda una estupenda ruta que hará que nuestras próximas vacaciones de verano se conviertan en un auténtico sueño difícil de olvidar el resto de nuestros días.

 

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top