¿Cómo es hacer un crucero por Groenlandia?

Crucero en Groenlandia

Existen muchas rutas de crucero que nos acercan a lugares muy pero que muy lejanos. Paisajes naturales que nos helarían la piel. No obstante, de todos ellos, Groenlandia es quizá uno de los más maravillosos.

Groenlandia es una gran isla ubicada en la zona nororiental de América del Norte, entre el Atlántico y el océano Glacial Ártico. Perteneciente al Reino de Dinamarca, más del 77% de su superficie está cubierta de hielo, algo que no frena a los cruceros a la hora de conocer la conocida como mayor isla del mundo.

¿Qué te encontrarás en Groenlandia?

¿Qué tiene Groenlandia para ser un destino tan maravilloso? La pregunta sería qué no tiene. Groenlandia cuenta con icebergs enormes, de esos que viajan a la deriva. Paisajes que parecen sacados de la serie de Juego de Tronos, más allá del muro, rodeados por grandes montañas de hielo. La sensación de pisar lugares que nadie jamás ha pisado. Groenlandia es aventura y naturaleza a partes iguales.

Visitar Groenlandia en crucero es fácil. Muchas navieras comercializan viajes hasta este lugar. Aunque existen varias opciones a la hora de zarpar, lo más normal es que salgan del puerto de Southampton, Inglaterra. Además, también es posible realizar cruceros de una duración media si zarpamos desde Islandia, y seamos sinceros, Islandia ya de por sí nos va a ofrecer una maravillosa estancia.

Turistas en una excursión en Groenlandia

Escalas de crucero en Groenlandia

Los puertos en una ruta por Groenlandia no son muy diferentes. Teniendo en cuenta que no es una isla muy turística, tampoco vamos a encontrar grandes asentamientos. Así, podríamos hacer escala, por ejemplo, en Qeqertarsuaq (Godhavn). Se trata de una isla en la costa oeste de Groeanlandia. Un pequeño pueblo que es fácil de visitar. Además del pueblo, la escala se puede combinar con visitas al Valle de los Vientos.

Una visita imprescindible es Ilulissat. Se trata del tercer asentamiento más grande de Groenlandia, aunque aquí lo que importa más bien es el paisaje; y es que en Ilulissat vamos a encontrar un sinfín de icebergs. Hay excursiones que son imprescindibles, como por ejemplo la del Fiordo de Hielo. Además, también hay alternativas para los que quieran andar, como por ejemplo la caminata hasta las ruinas Inuit de Sermernuit. En estas ruinas podrás apreciar unas vistas espectaculares sobre el fiordo de Ilulissat.

Iglesia en Ilullisat

Otra parada habitual suele ser Sisimut. La ciudad en sí no cuenta con demasiados atractivos turísticos, pero cualquier naviera ofrecerá excursiones interesantes por los alrededores, como la que nos conduce hasta un mirador que ofrece las vistas más impresionantes sobre los fiordos de esta zona de Groenlandia.

En Kangerlussuaq, una población que se encuentra al comienzo del fiordo con el mismo nombre, podrás realizar una excursión hasta el Glaciar Russell, una verdadera maravilla natural. Es más, la experiencia en este fiordo puede ser completa, pues hay opciones de hacer kayak en él ¿qué aventurero podría negarse a ello?

Un crucero por Groenlandia siempre debería pasar por Nuuk, su capital. Es una ciudad muy interesante y fácil de recorrer. Entre otros atractivos, este núcleo urbano cuenta con el Museo Nacional, un buen punto de partida para poder entender un poco más la historia de esta isla helada.

Para los que no quieran perder ni un minuto encerrados entre paredes, y prefieran andar en plena naturaleza (una naturaleza muy fría), lo mejor es coger excursiones que te lleven a maravillas naturales cercanas. Por ejemplo, tienes la caminata hasta la montaña Lille Malene, con unas vistas impresionantes a otro fiordo.

En la ruta por Groenlandia tampoco puedes perderte Qaqortoq. En esta ciudad, lo que más llama la atención son sus edificios. Un montón de casas de colores que salpican una colina que va directamente hacia el mar. Un paisaje bastante peculiar, teniendo en cuenta todo lo que hemos visto anteriormente. Además, en esta localización es posible realizar excursiones para visitar una ballenera, para poder ver como producen aceite a partir de estos animales o bien caminatas largas para visitar los alrededores de la ciudad, que tampoco tienen desperdicio alguno.

Por último, hay que recordar que en la escala de Narsarsuaq, un pueblo muy pequeñito, podremos visitar uno de los glaciares más impresionantes de la zona, el Qoroq. En este glaciar podrás admirar cientos de iceberg flotando. Además, también está cerca el primer asentamiento de Eric el Rojo.

Hacer un crucero por Groenlandia es una experiencia absolutamente diferente ¿Te atreverías?

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *