Qué ver durante una escala en el puerto de Alesund

Alesund crucero

Los cruceros por el norte de Europa son siempre bienvenidos. Pero hablar de hacer un crucero por los fiordos noruegos ya son palabras mayores. Las navieras saben que estas rutas son las más demandadas por sus cruceristas, por lo que cuidan muchísimo las escalas. Así, no es de extrañar que se incluyan paradas estratégicas como Alesund, una verdadera maravilla arquitectónica que tiene una historia peculiar, casi tanto como sus edificios.

Escala en el puerto de Alesund

Alesund podría ser como una ciudad normal de Noruega. No obstante, no lo es. Alesund destaca por encima de las demás, y parte de la culpa la tiene su particular historia.

El día 23 de enero de 1904, Alesund sufrió uno de los incendios más destructivos ocurridos en Noruega. Su fuerza fue tal, que el área central de la urbe quedó prácticamente destruida en su totalidad. Es cierto que tan sólo murió una persona en este devastador incendio, pero más de 10.000 personas se quedaron sin casa en pleno invierno noruego.

Tras un periodo de planificación, los albergues temporales y barracones fueron sustituido por edificios de piedra y ladrillo. Edificios que seguían el estilo arquitectónico de la época, que no era otro que el llamativo Art Noveau. Es así como esta ciudad adquirió ese aspecto entre monumental y artístico. Es por ello que pasear por sus calles es uno de los mayores regalos para los cruceristas que atracan en su puerto. Y por eso es también una de las escalas más habituales en este tipo de cruceros.

¿Qué ver en Alesund?

Hay tantos edificios a destacar, que la lista no terminaría nunca. No obstante, un buen comienzo para una ruta intensa por Alesund, podría ser subir al mirador Fjellstua, situado en el monte Aksla. Puedes subir en bus, aunque es bastante recomendable bajar por las escaleras; y es que pocas veces encontrarás unas vistas tan maravillosas como las que obtendrás aquí.

Aunque es evidente que la arquitectura es uno de los fuertes de Alesund, es imprescindible destacar también varios museos. Por un lado, el Alesunds Museum, que como no podría ser de otra forma, está dedicado a la historia de la ciudad. Sí, el lugar perfecto para aprender sobre el gran incendio, sobre la ciudad anterior y sobre la construcción de la nueva urbe.

No menos interesante es el Sunnmore Museum. Es uno de esos museos al aire libre, con mucho espacio. Uno de esos que cuentan con una lista enorme de viejos edificios que hablan de la historia de la región. Una excelente manera de conocer las tradiciones más arraigadas en Alesund y las ciudades de alrededor.

Alesund Noruega - que ver

Sí, la ciudad está bien. Pero al venir a Alesund, uno no puede olvidarse de los parajes naturales que lo rodean. Por ejemplo, la isla de Runde.

La isla de Runde es conocida en Alesund como la isla de los pájaros. Está a unos cincuenta kilómetros al oeste de la ciudad, y para acceder a ella, como es evidente, es necesario hacerlo con barco.

¿Merece la pena la excursión? Si eres amante de los pájaros, definitivamente sí, pues la colonia de aves de este territorio es bastante importante. Pero, además, también es recomendable si simplemente quieres maravillarte con un paisaje diferente. Naturaleza en estado puro en las tierras frías del norte de Europa.

Ojo que, si hablamos de naturaleza, Alesund tiene muchísimo más que ofrecer. Está a 120 kilómetros (perfectamente superables en una escala) de Geiranger. La ciudad en sí no tiene mucho que ver, aunque es bastante pintoresca, y para unas fotos bonitas siempre está dispuesta. No obstante, Geiranger está a orillas del famoso Geirangerfjord, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Geirangerfjord es, sin duda, uno de los lugares paisajísticos más destacados del país. Una rama del Storfjorden, con unas medidas de infarto, 15 kilómetros de longitud y una anchura máxima de 1,5 kilómetros ¿Lo mejor de todo? Aunque parezca mentira, el traslado desde Alesund a Geiranger; y es que el camino entre una ciudad y otra, transcurre entre las más bellas montañas, al borde de los fiordos y, por tanto, con unas vistas magníficas como telón de fondo.

Sin duda alguna ya conoceríais sobre la belleza de lo que se puede ver en Bergen, la escala más famosa noruega junto con la capital, Oslo, pero ¿queda alguna duda ya de que Alesund es y debería ser una de las escalas escogidas en una ruta por los fiordos?

Podéis ver todas nuestras rutas por la zona en: Cruceros por los fiordos noruegos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top