Mi primer crucero: Consejos prácticos

turistas_vayacruceros

Viajar en un crucero por primera vez es excitante. Todo es nuevo. Cualquier detalle nos entusiasmará. Ahora bien, viajar por primera vez en un crucero también implica preparación y coordinación.

A continuación te acercamos unos cuantos consejos prácticos que te vendrán muy bien en este bautismo, en tu inicio en el mundo de los cruceros.

Primeros consejos prácticos

Para empezar, debes tener la documentación controlada. Estudia la ruta que has escogido y revisa si es necesario llevar pasaporte. No lo dejes todo para última hora, tenlo preparado unas cuantas semanas antes. Además, el día del embarque no te olvides de llevar también una pequeña carpeta con esta documentación y con otros datos importantes como el nombre de la compañía, el resguardo de la reserva y los billetes de embarque.

Infórmate sobre tu compañía, pues hay algunas que te ofrecen realizar los trámites de checkin de forma online hasta 3 días antes de la fecha de embarque. Además, también es recomendable fijarse bien en la política de equipaje. Un barco no es como un avión, por lo que son más permisivos con el tema del peso. Aun así, siguen existiendo límites, además de objetos prohibidos en el embarque, como explosivos y armas de cualquier tipo.

Antes del día del embarque estudia bien la ubicación del puerto en el que tienes que embarcar, así como las terminales destinadas a ello. De esta forma, el día que tengas que viajar no perderás tiempo recorriéndolo sin rumbo.

No se permite embarcar bebidas alcohólicas de ningún tipo en el equipaje. Cualquier bebida que compres a bordo o en alguna de las futuras escalas, quedará custodiada hasta el momento en el que desembarques finalmente.

Ya en tu camarote, es recomendable estudiar la información que te ofrece. Normalmente suelen tener planos de situación para poder conocer las salidas de emergencias e instrucciones de cómo actuar en el caso de una emergencia de cualquier tipo. No obstante, durante las primeras jornadas se realizará un simulacro, por lo que te quedará muchísimo más claro.

Camarote en un crucero

Si tu compañía es americana, tendrás que llevar adaptador sí o sí. Si la compañía es europea, suele tener electricidad con enchufes de dos patas redondas. Sea como sea, llevarse un set de adaptadores no cuesta demasiado, no ocupa mucho espacio y estaremos cubiertos ante cualquier opción.

Otro tema a tener en cuenta en tu camarote es la información que te llegará todos los días gracias al “diario de a bordo”. En este folletín puedes encontrar desde las actividades y espectáculos del día, hasta los servicios más destacados del buque en el que viajes.

Tu maleta y otras necesidades…

En cuanto a tu maleta, lo más importante es que estudies bien las escalas que harás. Si tu crucero hace una ruta larga y pasa por diferentes países, lo mejor es ser previsor y pensar qué tipo de clima puedes encontrarte en cada uno de ellos. Ojo, las toallas, que siempre son algo que ocupa muchísimo, no serán necesarias, pues todos los cruceros te ofrecen toallas de playa en su zona de piscina, y en los camarotes también encontrarás toallas para asearte diariamente.

equipaje-viaje-vayacruceros

Si eres fumador quizá debas escoger un barco que permita fumar, pues hay muchos que lo tienen totalmente prohibido en todas sus instalaciones. En otros se encuentran zonas específicas, además de poder hacerlo en todas las cubiertas descubiertas del barco.

Por último, si el tema de los idiomas no es tu fuerte, asegúrate de que el barco que escojas tenga tripulación que hable español. La mayoría de las compañías europeas no dan problemas en este aspecto. Las americanas, por otro lado, sí pueden estar más limitadas, por lo que es conveniente informarse antes de realizar la reserva.

¿Tienes un régimen de Todo Incluido? Aunque al principio puede ser abrumador llegar a un bufet y descubrir tantísimos platos por probar, te aconsejamos que controles. Los primeros días en un barco suelen ser de adaptación. Hay gente que se marea muchísimo, por lo que es conveniente no pasarse con la comida y tener el estómago un poco más ligero. Te quedan muchos días por delante, tómalo con calma y disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*