¿Qué cosas se pueden y deben hacer en un barco?

Camarote Iberocruceros

La primera vez que uno viaja en crucero no sabe muy bien con qué va a encontrarse. Lo cierto es que viajar en un barco es fácil, una vez superas los mareos (si es tu caso) te acostumbrarás fácilmente a la vida a bordo. No obstante, con estar no es suficiente, aprovechar la experiencia de un crucero a fondo pasa por experimentar, observar, probar y disfrutar. Te mostramos algunas cosas que debes y puedes hacer para disfrutar más aún tu experiencia a bordo de cualquier barco de cruceros.

El primer día es el más importante; y es que además de habituarte a viajar en este medio de transporte, tienes que revisar una serie de cosas que no pueden pasarse por alto. Para empezar, revisa tu camarote. Revisa cada uno de los detalles para que tus próximos días sean perfectos. Mira si cuentas con todas las sabanas, mantas y almohadones necesarios, si las condiciones de los servicios que has contratado efectivamente se dan, como por ejemplo un pack de bebidas o internet. También podrás revisar si en tu baño está todo controlado, con esos amenities que tanto te gustan y tan necesarios se hacen en el día a día.

Por norma general, en los barcos más grandes, siempre hay un asistente de camarotes para cada zona. Encuéntralo y hazle saber si todo está conforme en tu camarote. Si hubiera algún problema, esta persona te lo solucionará rápidamente. Es su trabajo.

Restaurante Carnival Magic

Aunque no todos los cruceros funcionan igual, hay algunos que tienen turnos libres para comer y cenar, en la mayoría hay que confirmar turno y mesa en el comedor. Para ello, una vez estés acomodado, deberías ir al restaurante y encontrar al jefe de restaurante para que te asigne una mesa. Verás que hay más gente en tu mesa y también el turno que se te asigna. En todo caso, si llegas pronto y no te convence el tema, siempre puedes pedir un cambio de mesa de 2 o a otra mesa en la que encuentres personas que hablen tú mismo idioma, por ejemplo. La opción de una mesa de 2 da más intimidad, pero no podemos negar que conocer gente en un crucero es una experiencia muy pero que muy divertida.

Hay una cita ineludible el primer día, el simulacro de emergencia. Es importante que no te lo pierdas, primero es obligatorio, pero además en este simulacro se te explicarán los pasos que debes seguir en caso de cualquier tipo de accidente. Cada camarote tiene asignado un lugar de encuentro para la evacuación, asegúrate de saber dónde está.

Este primer día es un buen momento también para conocer las diferentes partes del barco, esas que nos harán disfrutar de cada uno de los momentos a bordo. En cualquier crucero encontrarás así restaurantes, pero también cafeterías para poder tomar algo o bares para disfrutar de un estupendo coctel frente al mar; y es que la mayoría de estos lugares cuentan con vistas panorámicas sobre el paisaje.

Bailar hasta altas horas de la madrugada en la discoteca o ver algún espectáculo en el teatro serán otras actividades intensas que no debes perderte. Pero además, recuerda que la mayoría de los cruceros cuentan con servicios de masajes y spa, lugares en los que el relax se elevará a un estado aún mayor. Si eres más de ejercicio, busca el gimnasio hasta dar con él. Si tienes suerte, tu barco contará también con otras instalaciones, desde rocódromos, pistas de jogging o pistas multideportivas.

Puerto St Kitts en Crucero

Bañarse en la piscina o el jacuzzi está bien, pero sin duda una de las cosas que no puedes dejar de hacer es ver el embarque en cada puerto. Resulta fascinante observar como un barco de tantas toneladas puede hacer movimientos tan precisos.

Los atardeceres en cualquier rincón del barco saben bien, pero si eres capaz de encontrar una zona aislada, sin mucha gente, el momento se convertirá en algo mágico.

Infórmate de las actividades de animación. Normalmente en los cruceros hay un sinfín de actividades organizadas, desde talleres de cocina hasta clases de baile. Ten en cuenta que los días de navegación son largos, mejor tenerlos ocupados y aprovechar cada minuto a bordo.

Por último, y ante todo, no te olvides de disfrutar de todo esto con una actitud positiva. Hay veces que los cruceros pueden estar masificados, sobre todo en las épocas estivales. No te preocupes, hay tiempo para disfrutar de todo sin estresarse. Ahora es momento de elegir una buena compañía, no importa si te has fijado en MSC, en Costa Cruceros o en Pullmantur. Vive el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*