Qué ver en Estambul en un día de crucero

Vistas de Estambul en un día

Una escala en Estambul puede ofrecerte un sinfín de visitas interesantes. Sí, es una ciudad un tanto caótica, pero si lo organizas bien por tu cuenta, o escogiendo una excursión con tu naviera, podrás visitar lo más importante en un solo día.

Antes de nada, seguro que te has preguntado si necesitas sacar un visado online para ir a Estambul.

Si tu crucero no empieza ni acaba en Estambul u otra ciudad de Turquía, no necesitas tramitar visado. Es decir, si únicamente desembarcas en Estambul para realizar una excursión de un día y vuelves a dormir al barco, no necesitas el visado.

Si tu crucero termina o empieza en Turquía y llegas o sales en avión, sí necesitarás sacar el visado.

Cómo ir del puerto a la ciudad de Estambul

El puerto de Estambul se encuentra en el barrio de Karaköy. Se trata de uno de los barrios de moda donde encontrarás numerosas cafeterías y negocios.

Para ir al centro de la ciudad tendrás varias opciones:

  • Taxi. Al salir del barco encontrarás la parada de taxi en la misma terminal. Si vais de 2 a 4 personas, es el medio de transporte más cómodo. Eso sí, te recomendamos pactar el precio con el taxista antes de nada.
  • Tranvía. La para de del tranvía está cerca de donde atracan los barcos. Tardarás unos 15 minutos en llegar al centro de la ciudad.
  • A pie. Si prefieres ir caminando, también es posible, ya que el centro se encuentra a unos 15 minutos a pie.

Un día en Estambul: lugares que ver

Para empezar la lista de imprescindibles, hay que nombrar la Mezquita Azul. Construida a principios del siglo XVII, es, sin lugar a dudas, el lugar más famoso y fotografiado de todo Estambul. Es la única mezquita de la ciudad con 6 minaretes.

Muy cerca de la mezquita, separada por un jardín, está Santa Sofía, otra parada imprescindible. Construida entre los años 532 y 537, este monumento bizantino sufrió algunas modificaciones a lo largo de los siglos. Quizá el más grande fue en el siglo XV. En esta època dejó de ser iglesia para convertirse en mezquita, algo que le proporcionó 4 minaretes.

Hoy por hoy, la mezquita es un museo que permite, entre otros, poder disfrutar de sus impresionantes interiores. Desde la segunda planta, además, hay unas vistas de lo más recomendables, pudiendo fotografiar también la fachada de la Mezquita Azul.

Pocas visitas generan tanta expectación como la Cisterna Basílica. Es la más grande de las 60 antiguas cisternas construidas bajo la ciudad durante la época bizantina. Está a cien metros de la iglesia de Santa Sofía, y fue construida para evitar daños mayores si en un asedio se destruía el Acueducto de Valente.

Cisterna Basílica de Estambul

Las dimensiones sorprenden, pues tiene 140 metros de largo por 70 de ancho. Además, cuenta con más de 300 columnas, de estilos muy diferentes, que hacen que la imagen sea aún más sorprendente. Las mismas fueron traídas de Constantinopla, de templos paganos de Anatolia.

¿Quién en su sano juicio se perdería la visita al Gran Bazar de Estambul? Un gigantesco mercado en el que podrás regatear, disfrutar de los colores y no te olvides de comprar. También pjuedes visitar el Bazar de las especias. También conocido como Bazar egipcio. Es más tranquilo que el anterior y más pequeño.

Gran Bazar de Estambul

Otros lugares interesantes que ver en Estambul

El Palacio de Topkapi es también una de las visitas más recomendadas de Estambul. No obstante, ten en cuenta que estás ante un monumento de unos 700.000 metros cuadrados, por lo que, si no tienes mucho tiempo, o bien te centras únicamente en su visita, o bien lo suprimes.

¿Merece la pena? Sí, pero siempre hay que elegir en esta vida. Si decides visitarlo, vas a encontrarte con un palacio construido siguiendo las normas de arquitectura seglar turca, siendo así el mejor de los ejemplos de este tipo de edificios. Un gran entramado de edificios unidos por patios y jardines, rodeado todo ello por una muralla bizantina.

Otra visita interesante podría ser la de la Torre Galata, conocida como la Torre de Cristo por los genoveses, y la Gran Torre por los bizantinos. Está al norte del Cuerno de Oro, el histórico estuario del Bósforo que divide la ciudad en dos.

Torre Galata de Estambul

Si estás leyendo esta entrada, quizás te interesan los cruceros que pasan por Estambul o quizás ya lo tengas reservado y estés preparando tus visitas. En ese caso, ya tienes los lugares imprescindibles que ver en la maravillosa ciudad de Estambul. Pero ¿qué hay de sus comidas? Siempre nos gusta recomendar alguna comida típica de cada ciudad. En este caso, tienes que probar el Testi Kebab. Es una especie de guiso de carne que se hace en un recipiente cerámico que se rompe para servirlo. Además de estar riquísimo, es todo un espectáculo a la hora de servirlo por lo curioso de romper el recipiente.

¡Disfruta de tu visita!

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top