La industria de cruceros reducirá las emisiones de carbono

Emisiones de carbono en un crucero

Sin duda se trata de una excelente noticia: el mundo de los cruceros es cada vez más amplio, y, por tanto, debe comprender y asimilar su responsabilidad con el medioambiente. Así, la industria de cruceros ha dado un paso firme y esperanzador, pues se compromete a reducir las emisiones globales de carbono en un 40% de cara al 2030.

La noticia saltó a la prensa gracias a la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros. Fue la CLIA la encargada de comunicar a los medios el compromiso histórico de la industria de los cruceros, en su totalidad, para reducir el índice de emisiones de carbono en toda la flota mundial en un 40% en los próximos 11 años.

Arnold Donald, presidente de CLIA Global y presidente y CEO de Carnival Corporation, aseguraba que es un anuncio que marca un antes y un después. Un auténtico ejemplo de la colaboración entre industrias y el compromiso absoluto y compartido por todo el sector de los cruceros con la sostenibilidad medioambiental, algo que nos preocupa a todos.

La Organización Marítima Internacional (OMI) ya declaró su lucha por conseguir una industria de transporte marítimo descabornizada para finales de siglo. Así, con esta medida queda claro que la industria de los cruceros turísticos está completamente con la causa; y es que esta reducción del 40% es importante, sí, pero tan sólo es el primer paso para la consecución del objetivo final, descarbonizar el sector.

Humo de la chimenea de un crucero

Es evidente que las inversiones realizadas por las navieras serán importantes. No obstante, el compromiso está más que claro. Este 40% menos de emisiones es el resultado de un proceso de colaboración diseñado exclusivamente para generar un consenso en torno al liderazgo de la industria de cruceros. A partir de este momento, y llegado 2030, se evaluarán los objetivos sobre la base de la flota de 2008. Así, las tasa de emisión de carbono se calcularán en función a las emisiones de la flota de la industria, la capacidad en número de camas así como la distancia total recorrida. Como competencia, la CLIA tendrá la obligación de informar anualmente de los avances que se logren durante cada temporada, con el fin de valorar si se están alcanzando las metas establecidas.

Aunque la finalidad es la misma, hay que destacar que cada naviera de la CLIA cuenta con su propio programa para la reducción de residuos y la preservación y protección de los océanos. No obstante, este compromiso relacionado con las emisiones, es una importante iniciativa a la que se han suscrito todas ellas. Un granito de arena bastante importante para acabar o reducir problemas tan reales y preocupantes como las emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta decisión impulsará el sector de la tecnología en tema de eficiencia energética, algo que también es una excelente noticia. El diseño y la propulsión de los buques tendrá que cambiar por completo, algo en lo que las navieras ya están trabajando. Es más, hace pocos meses comenzó a circular el primer buque de la industria impulsado por gas natural licuado. En 2025 serán 25 los barcos que utilicen este combustible para circular por el mar. Esta nueva tecnología, conocida como tecnología GNL, es una excelente alternativa que reduce la contaminación y favorece enormemente la reducción de estas emisiones nocivas.

A partir de ahora ya sabemos que este tipo de turismo, que tanto nos gusta y tanta demanda tiene en los últimos años, será líder en la industria del transporte marítimo en lo que se refiere a compromiso con el medioambiente.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top