Información sobre el puerto de La Habana

Puerto de La Habana

El puerto de La Habana es el puerto de la capital de la isla y la nación de Cuba. Es el primer puerto cubano, siendo, además, una de las escalas más importantes de esta parte del Caribe.

Historia del puerto de La Habana

Si nos remontamos a la historia del puerto, nos encontramoscon que fue creado a partir de la bahía natural de La Habana. Esta bahía es accesible por una entrada estrecha que se divide entres puertos principales: Marimelena, Guanabacoa y Atarés.

Este puerto surgió con el Puerto de Carenas, fondeadero de naves en los primeros tiempos del descubrimiento y lugar de la villa de San Cristóbal de la Habana, allá por el año 1514. Primero se convirtió en el punto de concentración de las flotas que se dirigían a España y más tarde en el mejor astillero de la Armada Española.  

¿Cómo es el puerto de La Habana?

El puerto es grande y muchas son las actividades que se realizan en él. Importación y exportación de carga general, materiales de construcción, cargas líquidas, tabaco, fondeo o remolques. También control de aduanas y cruceros turísticos. En este último punto, hay que señalar que las líneas internacionales de cruceros han visitado este puerto desde la década de los 70 del siglo pasado. No obstante, hay que recordar, también, que los viajeros estadounidenses sólo han podido visitarlo legalmente a partir del año 2016.

En la actualidad hay hasta 17 empresas de cruceros que operan con el puerto de La Habana. Con unas 25 embarcaciones que incluyen el puerto en su recorrido, los datos dicen que en el último año llegaron más de 500 mil cruceristas. Esto señala un incremento del 67% en comparación con años anteriores. Todo apunta que, con la llegada de nuevos barcos y navieras procedentes de Estados Unidos, esta cifra podría aumentar hasta los 700 mil viajeros.

Como comentábamos, el puerto es grande, pero si nos interesan los cruceros turísticos, la zona que debemos conocer es la Terminal de Cruceros Sierra Maestra. Esta terminal recibe grandes embarcaciones procedentes de países de América Latina, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá y otros destinos.  No es de extrañar que esta sea la terminal escogida para los cruceros turísticos ya que está localizada junto al casco histórico de la ciudad, frente a la Plaza de San Francisco de Asís. Por tanto, la misma terminal puede ser el comienzo de nuestra visita turística por La Habana sin complicación alguna.

Tienes más información de las rutas que puedes hacer desde este puerto en nuestro artículo sobre los cruceros desde La Habana.

La Habana Vieja

Qué ver en La Habana

Evidentemente, una de las zonas más importantes y destacadas es la de La Habana Vieja. Pasear por sus calles es obligado, enamorarse de ellas, inevitable. Es interesante adentrarse sin rumbo, disfrutando del colorido y la alegría de sus gentes. No obstante, no dejes de lado ciertos lugares imprescindibles en tu recorrido. Entre ellos, destacar las joyas arquitectónicas de otras épocas como el Capitolio, el Museo de la Revolución o la Catedral de La Habana. Además, también tendrás tiempo de hacer un alto en el camino para disfrutar de lugares tan míticos como la Bodeguita del Medio, un lugar singular en el que poder degustar el mejor mojito con la mejor música en directo.

Otro de los puntos importantes de La Habana es la Plaza de la Revolución. Este lugar está rodeado de enormes edificios grises. Una plaza que es, sin duda, referente estratégico del gobierno cubano. Allí encontrarás una de las estampas más míticas de la ciudad, la enorme pared de cemento con la icónica imagen del mural en relieve del Che Guevara. En ella se pude leer “Hasta la victoria siempre”. Imposible no sacar la cámara y hacer fotos, como también es imposible no subir a uno de los coches de La Habana Vieja, tan llamativos y peculiares.

Che Guevara en La Habana

Por último, no hay que olvidar el Malecón y sus puestas de sol. Recorrer el Malecón de La Habana implica escuchar algún grupo improvisado de música, observar un montón de coches antiguos e incluso tomar o degustar algunos platos en los restaurantes de la zona, y entre ellos, la langosta, que está completamente recomendada.

Tienes una información más detallada de la capital cubana en el artículo que hemos escrito sobre la misma en: “qué ver en La Habana“.

La Habana será un lugar que disfrutarás por su alegría, por su ritmo y su vida nostálgica. Adéntrate en ella, y conócela.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top