El primer crucero chino entra en acción

Crucero Henna

Ya no será llamado nunca más Pacific Sun, ahora, la compañía HNA Tourism Cruise and Yacht Management, la primera compañía de cruceros y gestión de yates en China, ha cambiado su nombre y lo presenta como El Henna. Un nuevo barco que zarpará a principios del próximo 2013.

Esta noticia fue la más relevante del congreso fundacional de la compañía, en el HNA Hotel Marriot en Pekín, celebrada el mes pasado.

Dicen de este crucero que es el más grande de China continental y que está preparado para liderar la industria de cruceros a nivel nacional.

Reformado en los Astilleros Sembawang, Singapur, todo parece prever que será Star Cruice quien gerencie esta nueva nave para el HNA. Una nave que partirá el próximo 26 de enero de 2013 en un viaje inaugural por todo lo alto siguiendo la ruta Sanya-Ha Long Bay-Da Nang.

El presidente de la HNA Tourism Cruise and Yacth Management, Zhang Hao, asegura que la industria de cruceros tiene un mercado que se prevé bastante importante. Son conscientes de que está comenzando pero que en la parte continental de China cada vez está llamando más la atención y creciendo de forma constante. Esto obligará a la readecuación de las instalaciones auxiliares así como la construcción de nuevos puertos, para poder aportar mayores escalas a estos cruceros turísticos.

Las cifras hablan por sí solas, en 2011 China continental habría recibido unas 262 escalas internacionales de cruceros. Estos datos evidenciaban un aumento del 17,5% en tasa inter anual así como un aumento bastante significativo de pasajeros, sobre 504.582.

Esta será la primera compañía de cruceros y yates china con un crucero en propiedad, por lo que se prevé también que la competitividad local aumente considerablemente en el mercado chino gracias a HNA Tourism Cruise and Yacht Management.

El ex Pacific Sun, ahora Henna, es uno de los tres barcos de la Clase Holiday. Los otros dos son el Grand Holiday y el Grand Celebration y pertenecen ambos a Ibero Cruceros. No obstante, se aprecian pequeñas modificaciones en el diseño, por ejemplo la chimenea. De esta forma, el navío no presentará la típica “cola de ballena” que la naviera de Micky Arison está acostumbrada a incorporar en sus barcos.

El barco cuenta con un total de 47.262 toneladas, tiene una longitud de 223 metros y una anchura de 31 metros. Además cuenta con 739 habitaciones, capaces de dar alojamiento a casi 2.000 pasajeros. También hay que destacar que Henna cuenta con una estupenda gama de instalaciones para la vida a bordo y el entretenimiento de los turistas.

La intención de la compañía es intentar apostar por rutas cortas pues según anunció HNA, las rutas de cruceros chinos se basan principalmente en unas necesidades a corto plazo y viajes de corta distancia. Así Sanya y Tianjin sirven como puerto de salida y Vietnam y Corea del Sur sirven como puerto de destino.

Es evidente que si las intenciones de esta compañía pasan por el crecimiento de la misma, deberán intentar por todos los medios que las cifras sean buenas para potenciar así la construcción de muchos más puertos turísticos, puertos que por un lado ayudarían a crear más oferta de rutas a la compañía china pero también serían utilizados por otras compañías internacionales que posan sus ojos en el país como un futuro destino en auge.

Y después de todo esto cabe destacar que HNA no podría haber escogido mejor nave. Si recordamos, esta fue la nave que bajo los colores de P&O Australia se vio envuelta en una terrible tormenta en el Pacífico sur en 2008. Una tormenta que terminaría con 42 pasajeros heridos, pero que finalmente saldría a flote y lograría llegar a casa dejándolos sanos y salvos.

Foto vía: Worldmaritimenews

Deja un comentario