Qué ver en nuestra escala en Génova

Génova es uno de los puertos más esperados en una ruta por el Mediterráneo. No es de extrañar ya que esta ciudad, segundo puerto de Italia y una de las más pobladas del país, cuenta con muchísima historia y grandes monumentos para visitar.

genova Piazza de Ferrari
Piazza de Ferrari

En una escala en Génova son muchas las cosas que puedes hacer. Podrías visitarla por ti mismo sin problemas, aunque recuerda siempre que las escalas tienen un tiempo limitado y que el barco no espera. Ahora bien, si decides contratar una de las excursiones con el barco, estará todo mucho más organizado y no correrás el riesgo de que el barco zarpe sin ti.

¿Qué ver en Génova durante una escala de crucero?

En cuanto a las excursiones más típicas (que por otro lado podrías hacer también tú mismo), podemos destacar una visita panorámica a la ciudad. La ciudad conocida como la Superba (soberbia) cuenta con una belleza urbana exquisita. Así, en un autobús turístico podrías ver por encima los edificios más interesantes, como la casa natal de Colón, el Palazzo San Giorgio, el paseo marítimo de Corso Italia, la Piazza Tommaseo o la Piazza Vittoria. Normalmente, las visitas en autocares contratadas con barco te permiten bajar varias veces para conocer un poco más de cerca los monumentos.

En los autobuses turísticos de la ciudad también podrás realizar varias paradas para ver lo que más te interese.

Si prefieres recorrer la ciudad por tu cuenta, también es posible. Puedes centrarte en el casco histórico, recorriendo las callejuelas y visitando lugares como la Piazza de Ferrari, el corazón comercial de Génova. Podrías visitar también el Palacio Ducal o la Catedral de San Lorenzo.

Catedral Genova estatua del leon
Catedral Génova

Realiza un recorrido cómodamente, siempre teniendo en cuenta las horas de escala, y termina en el Puerto Antiguo para recorrerlo y relajarnos con su ambiente tranquilo y distendido.

Puedes hacer una excursión centrándote únicamente en los palacios de la ciudad; y es que en Génova otra cosa no, pero palacetes hay muchos. Para ello, tendrás que dirigirte a los palacios que bordean la Vía Garibaldi, una de las zonas más antiguas de la ciudad. Esta parte fue construida durante el Renacimiento, pudiendo encontrar así edificios impresionantes, muchos de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad.

Podrás también entrar en algunos de ellos como el Palazzo Nicolosio Lomellino o el Palazzo Bianco. En este último, además de su fachada, podrás ver una amplia colección de arte con artistas como Rubens, Dyck o Paolo Veronese.

Si viajas con niños pequeños, una de las excursiones más interesantes es la del Acuario de Génova. Al estar en el Puerto Antiguo, podrás ver también toda esta zona y sus monumentos.

El acuario cuenta con un sinfín de animales y especies como pingüinos, delfines, tiburones y miles de peces tropicales.

Para más información acerca de qué ver en Génova, puedes visitar nuestro post: qué visitar en Génova.

Otras excursiones en los alrededores de Génova

En una escala en Génova también puedes visitar otros lugares. Un buen ejemplo es la excursión a Portofino. Se trata de un precioso pueblo pesquero ubicado al sudeste de Génova. En este pueblo, entre otras cosas, nos enamoraremos de las cientos de casas de colores pastel así como de sus lujosas boutiques y sus suculentas marisquerías.

Portofino genova
Portofino

Una excursión que nos regalará un sinfín de paisajes hasta llegar hasta el pueblo en sí. Paisajes de la Riviera Italiana, estampas de Liguria que no dudaremos en fotografiar.

Existen otras excursiones un poco más largas como la de Milán. El trayecto hasta Milán en autobús es de unas 2 horas, quizá no sea la excursión más recomendable, pero si contamos con tiempo suficiente, y nuestro barco la ofrece, puede ser una alternativa muy interesante para irnos de compras a una de las ciudades con más clase de Italia.

Milan Galleria Vittorio Emanuele
Galleria Vittorio Emmanuele en Milan

En tu visita a Milán podrás descubrir tiendas como Gucci, Armani o Versace, sumergiéndote así en un ambiente elegante. Antes de terminar, no dudes en sentarte en una de sus terrazas para tomar un delicioso café italiano.

No obstante, recuerda: primero calcula siempre el tiempo del que dispones en la escala, y luego elige aquella excursión que te permita disfrutar de tus horas fuera del barco de la forma más relajada posible. La cuestión, siempre, es disfrutar tu visita a Génova.

Si quieres conocer que visitar en otras escalas de cruceros de otras ciudades, puedes visitar nuestra página de guía de puertos de crucero.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *