¿Qué visitar en la isla de Gran Caimán?

Isla de Gran Caimán

Gran Caimán es la isla más grande de las tres islas que forman las Islas Caimán. Es, por tanto, el lugar que alberga la mayoría de la población, siendo además la isla con la mayor actividad económica y turística de este territorio de ultramar británico.

Hasta Gran Caimán llegan los cruceros caribeños de infinitas compañías, que hacen escala directamente en su capital, George Town. Un buen punto de partida para conocer la isla y poder hacer todas las actividades que guarda para el turismo, que son muchas y de lo más variadas.

¿Qué podemos visitar y hacer en Gran Caimán?

Una de las actividades más demandadas y ansiadas es la de nadar con mantas raya en Stingray City. Es la experiencia estrella de las Islas Caimán en general.

Hay que destacar que nadar con mantas raya es una actividad apta para todas las edades. Se realiza en un banco de arena que cubre muy poquito, por debajo de la cintura, por lo que no se hace en un ámbito peligroso. Es cierto que los monitores te recomendarán que no alteres a las mantas, pues son animales salvajes que en un momento dado podrían clavar el aguijón que tienen en la cola con un movimiento brusco. Aún así, sigue siendo una actividad bastante segura.

Además de segura, no se puede negar que es una verdadera maravilla; y es que, todos los días no tiene uno la oportunidad de nadar con mantas raya en su hábitat natural. Cuanto menos resultará inolvidable.

Nadando con mantas rayas en Gran Caimán

Otro de los paseos clave en esta isla es el que te conducirá a Hell, un viaje al infierno. Sí, Hell significa infierno en castellano. Pero no te preocupes, no arderás en llamas. En esta ocasión viajarás a un pequeño pueblo, de unos 60 habitantes, situado a 20 minutos de la capital de la isla.

¿De dónde ha sacado ese nombre tan particular? De su geografía; y es que tiene un paisaje irregular formado hace más de 24 millones de años. Piedras calizas y roca dolomítica de color negruzco que parecen salir del suelo como auténticas llamas de fuego.

La explicación de estas formaciones, aunque evidentemente no está exenta de leyendas locales, reside en que estas formaciones son los restos de algas y de sedimentos marinos que poco a poco se erosionaron bajo el sol y el aire, cuando el mar que cubría la zona se retiró progresivamente.

¿Amante de las tortugas? Puede ser que las mantas raya no te gusten demasiado, pero seguro que encuentras encanto en estos animales centenarios. Es otra de las visitas estrella y se sitúa en el Turtle Farm, el parque temático de tortugas marinas.

Se trata de una especie de santuario de 9 hectáreas de superficie. Un lugar en el que podrás pasar perfectamente el día, pues cuenta con un sinfín de actividades, además de la esperada granja de tortugas marinas.

Si eres de los que prefiere relajarse en el mar, con la arena blanca y el agua cristalina, no lo dudes, debes visitar Seven Mile Beach. La que dicen es una de las mejores playas del Caribe.

Está a medio camino entre George Town y el criadero de tortugas marinas. Es un auténtico paraíso costero. Una gran extensión de arena blanca y fina en forma de media luna que está bañada por las aguas más cristalinas que puedas imaginar. Aguas que se tornan turquesa frente a nuestros ojos y que configuran un paisaje 100% caribeño.

Seven Mile Beach en Gran Caimán

Hay opciones de realizar una excursión completa visitando más de uno de estos lugares. En menos de tres horas puedes pasear por la isla, visitar la región de Hell, realizar un tour por la destilería de ron (Seven Fathoms Rum Distillery Tour) o quizá adentrarte en la majestuosidad del Jardín Botánico Queen Elizabeth II.

Para quien lo prefiera, puede simplemente pasear por el núcleo urbano. Un lugar plagado de tiendas en las que conseguir algún regalo típico, como los famosos bizcochos de ron de Gran Caimán.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top