Qué ver en una escala en Tokio

Palacio Imperial de Tokio

Los cruceros por Japón son una tendencia; este país cuenta con infinidad de rincones interesantes para el turista. Concretamente Tokio, es una de las paradas más esperadas al surcar las aguas de esta parte del mundo. La ciudad más poblada del planeta, una megalópolis llena de vida y repleta de encanto ¿Pero qué podemos ver en Tokio durante una escala? Lo cierto que muchísimo. Más de lo que podamos imaginar. Así pues, quizá sea interesante seleccionar algunos puntos clave, lugares que no podemos perdernos por nada.

Uno de esos lugares imprescindibles es el Palacio Imperial de Tokio, que podéis ver en la foto superior, o lo que es lo mismo, la residencia oficial de la familia imperial. Está muy cerca de la estación de Tokio y se levanta en mitad de unos terrenos del antiguo Castillo de Edo. Se usaron los muros y terrenos de este castillo para construir la actual residencia en 1868, cuando Japón abrió sus puertas al mundo y terminó el shogunato.

Los terrenos del palacio sólo son visitables dos veces al año, el 2 de enero, para dar la bienvenida al Año Nuevo, y el 23 de diciembre, para celebrar el cumpleaños del Emperador. Si no viajamos en estas fechas tendremos que conformarnos con ver los terrenos interiores a través de visitas guiadas, eso sí, no podremos acceder a ninguno de los edificios.

Una de las visitas más interesantes, sobre todo para los amantes del sushi, es la del mercado Tsukiji, la mayor lonja de pescados del mundo. Es muy famosa por la subasta de atún, aunque para ver esto tendremos que llegar un poco pronto, a eso de las 5:30 de la mañana. No obstante, en el resto del mercado podemos encontrar un sinfín de tiendas para poder comprar utensilios de cocina, pescados y degustar el mejor sushi de nuestra vida.

Mercado de pescado en Tokio

Mercado Tsukiji, en Tokio

Si después de comer sushi nos apetece pasear por un jardín típico japonés, de esos que cuentan con un estilo tradicional encantador, podemos ir al Hama Rikyu Onshi Treien, más conocido como Hama Rikyu. Se trata de un jardín precioso en pleno centro de la ciudad. Un lugar ideal para pasear por las tardes.

Tokio cuenta también con barrios y zonas modernas, como por ejemplo Gina, que ha sido durante el siglo XX la referencia de la parte más moderna de Tokio. Aquí, además de luces por todas partes, encontraremos edificios interesantes como el Edificio Sony, el estandarte de la tecnología japonesa. También podemos visitar el Apple Store, con un diseño de lo más llamativo y Wifi gratuito en toda la tienda.

Otra de las atracciones de esta zona es el conocido como Teatro Kabuki-Za. Se trata de un hermosísimo teatro que fue abierto en 1889 y que actualmente organiza representaciones todos los días.

Asakusa es otra parte de Tokio que no podemos perdernos. Podemos decir que es una de las zonas más tradicionales, siendo el lugar en el que se encuentran templos como el de Sensoji, el templo más antiguo e importante de Tokio. Cuenta con una sala principal que fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial y con una enorme pagoda de 55 metros de altura.

Una de las zonas más visitadas de Tokio es Odaiba, una isla artificial llena de centros comerciales, restaurantes y lugares de ocio en general. La parte cultural la ponen los museos, destacando el Museo Nacional de la Ciencia e Innovación.

Entrada al parque Ueno

El Parque Ueno

Por último, os recomendamos uno de los parques más visitados en Tokio, el Parque Ueno, el primer parque de la ciudad. Está plagado de cerezos que durante la primavera crean un ambiente increíblemente bello. Asimismo, cuenta con edificios interesantes como el Museo Nacional de Tokio, el Museo Oriental, el Museo Nacional de Ciencias o la Galería Metropolitana de Arte de Tokio. Además, también cuenta con santuarios como el de Toshogu, construido en 1627, uno de los edificios mejor conservados desde la época de Edo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*