Qué ver en nuestra escala en Génova

Moody Weather over Genova

Génova es una hermosa ciudad italiana llena de tesoros por descubrir. Así, una escala en esta urbe nos permitirá disfrutar de su arquitectura, encantos antiguos y edificios nuevos y modernos, así como un sinfín de rincones con sabor a Italia.

Hay que señalar que esta ciudad, a lo largo de la historia, ha crecido absorbiendo hasta 25 municipios, algo que sin duda alguna nos da una idea de la gran cantidad de patrimonio que podemos encontrar en ella. Además, no podemos olvidarnos de sus orígenes, en los que el puerto pesquero y su actividad marinera marcaron el transcurso de su historia. Así, incluso hoy, siendo una gran ciudad, podemos deleitarnos con ese encanto marino que sólo los pueblos pesqueros pueden ofrecernos.

Al desembarcar en Génova tenemos que visitar el conocido como Strade Nuove, o lo que es lo mismo, el centro histórico de la ciudad. Un entramado de calles y palacios con tesoros de la arquitectura de siglos como el XVI o el XVII.

Destacamos la Piazza de Ferrari, es una de las más importantes de la ciudad y está situada entre el centro histórico y el centro moderno. Más conocida por su fuente, cuenta a su alrededor con un gran número de edificios históricos, convertidos en la actualidad en sedes de bancos o grandes empresas.

El Palacio Ducal de Génova también es una visita imprescindible en nuestro recorrido por Génova. Es un precioso e histórico edificio que comenzó a levantarse entre 1251 y 1275, aunque hay partes como la Torre Grimaldina que se construyeron después, en el año 1539.

Fue la antigua residencia de los Dux de Génova, siendo en la actualidad un museo y centro cultural. Destacamos la planta principal, llamada piano nobile, en la que encontramos salones con frescos de Maggior y Minor Consiglio.

Otra maravilla arquitectónica de Génova es la Catedral de San Lorenzo. Fue edificada en el año 1098 y en su interior se guardan las cenizas de San Juan Bautista, patrono de la ciudad. En su interior, además de belleza a raudales, encontramos dos museos muy interesantes, el del Tesoro y el Museo Diocesano.

En Génova se vanaglorian de haber visto nacer al mismísimo Cristóbal Colón. Su casa natal se encuentra en el centro histórico y en la actualidad alberga un museo.

La arquitectura medieval nos llega de la mano de Porta Soprana, una gran puerta medieval que aun hoy conserva un estado imponente. Es bastante interesante la inscripción en la que se pide a Barbarroja respeto a la ciudad.

También tendremos oportunidad de visitar el conocido como Palacio del Príncipe, un edificio construido en el siglo XVI por Andrea Doria, Almirante del Emperador Carlos V. En la actualidad, además de ver una fachada hermosa, podremos contemplar un interior repleto de sorpresas como valiosísimas telas, cuadros o muebles de la época.

El Puerto Antiguo es el corazón de la ciudad, pues lo cierto es que en sus orígenes se creó la misma alrededor de este. Aquí encontramos atracciones como la Ciudad de los niños o el galata Museo del Mar.

Si hemos disfrutado de la parte más monumental e histórica de Génova, estaremos preparados para descubrir el lado más moderno y fascinante. Así, podemos visitar el Acuario de Génova, que es el acuario más grande de toda Europa. Cuenta con 71 piscinas y cuentan con más de 10.000 ejemplares de animales marinos. Ideal si viajamos con niños o si simplemente queremos conocer los embrujos del fondo del mar.

También destacamos la Biosfera, una gran bola de vidrio ubicada junto al Acuario. Este lugar cuenta en su interior con un ecosistema tropical. Así, dentro de ella encontramos animales y plantas de países templados, que de otra forma no podrían sobrevivir en esta tierra del Mediterráneo.

Sin duda se trata de una ciudad maravillosa que además cuenta con una gastronomía deliciosa. Encontrar restaurantes en Génova no será un problema, pudiendo así disfrutar de las delicias italianas de esta parte del país.

Foto vía: Edellepi

Otros posts que te pueden interesar:

Deja un comentario