Qué ver en Helsinki

vistas de Helsinki

Helsinki, capital de Finlandia, es una de las escalas más esperadas en los cruceros por el Mar Báltico. No es de extrañar, pues cuenta con algunos de los edificios y monumentos más interesantes del país.

Lo primero que debes saber es que hay tres posibles muelles en los que atracar. Por un lado, están Katajanokka y Pakkahuone, ambos muy próximos al centro. Estos muelles son utilizados por los barcos pequeños y medianos, por lo que, si llegas hasta aquí, podrás moverte fácilmente hasta el centro turístico.

Por otro lado, tienes el Hemessari, que es el utilizado por los barcos más grandes. Está bastante más lejos, por lo que andar hasta el centro sería una locura. No obstante, las compañías suelen habilitar autobuses lanzaderas, y también hay buses turísticos y taxis.

¿Es posible ver la ciudad sin contratar una visita turística? Sí, es posible realizar una visita por libre. No obstante, siempre es recomendable informarse de las excursiones a bordo. Recuerda que los horarios de salida son los que son. Al contratar una excursión con el barco te aseguras de que no zarpe sin ti.

En cuanto a las atracciones de Helsinki, son bastantes. Puedes comenzar en uno de los mercados más populares de la ciudad, el conocido Mercado Kauppatori, un lugar pintoresco en el que podrás ver un sinfín de puestos de pescadores, puestos de carne de reno e incluso productos artesanales.

Catedral de Helsinki

También deberás pasar por la Plaza del Senado, conocida como Senaatintori. En esta plaza se ubican algunos de los edificios más representativos de la ciudad, como la catedral luterana, la Biblioteca Nacional o el palacio del Gobierno y el edificio principal de la Universidad. En el centro, presidiendo este elenco de fachadas, una enorme estatua ecuestre del zar Alejandro II.

La Casa Sederholm (Sederholm Talo) está muy próxima a la plaza del Senado. Es el edificio de piedra más antiguo de la ciudad y la entrada es gratuita, por lo que merece también la pena hacerle una visita.

Además de la catedral luterana puedes encontrar la Catedral de Uspenski. Se trata de la catedral ortodoxa de Helsinki, siendo, además, la más grande de toda Europa Occidental. Quedarás asombrado por la decoración exterior e interior, una clara influencia de Rusia en Finlandia.

Si eres persona de museos, tienes que saber que en Helsinki tienes una grandísima oferta. La lista es larga, pero puedes elegir entre el Museo Nacional de Arte, el Museo de Arte Contemporáneo o el Museo Nacional de Helsinki, que, además, cuenta con un edificio de lo más espectacular y te ayudará a entender la historia del país desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Otro de los lugares más visitados de Helsinki es la Iglesia de Piedra, conocida como Temppeliaukion Kirkko. Fue construida durante la segunda mitad del siglo XX. Llama la atención por estar completamente excavada en la roca de granito y por la gran cúpula de cristal que la corona.

Terminamos con una de las visitas estrella de esta ciudad finlandesa. Se trata de Suomenlinna, una gran fortaleza construida sobre seis islas, muy próxima a la urbe. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y la mejor forma de llegar a ella es con los transbordadores que parten de la Plaza del Mercado (Kauppatori). Estos barcos pasan cada veinte minutos.

Fortaleza de Suomenlinna

La fortaleza fue construida en el siglo XVIII para proteger la ciudad, y lo cierto es que su visita merece muchísimo la pena. No obstante, recuerda que tardarás aproximadamente medio día en verla, si quieres verla a fondo, claro.

En cuanto a las compañías que llegan hasta Helsinki, son muchas y con gran variedad de trayectos. Por ejemplo, tienes el Crucero Capitales Bálticas desde Rostock (Alemania) una ruta de 8 días con salidas programadas para julio y agosto y organizado por la compañía Pullmantur.

Además de Helsinki, el Monarch te acercará a ciudades como Estocolmo (Suecia), Tallinn (Estonia) y San Petersburgo (Rusia), siendo por tanto una gran oportunidad para ver las ciudades más importantes de esta parte del mundo.

Deja un comentario