Escala en Patmos

Patmos

En nuestro viaje por las islas griegas es posible que tengamos la suerte de atracar en Patmos, una hermosa isla del archipiélago del Dodecaneso ubicada en el mar Egeo.

Con una superficie total de unos 34,6 km2, esta isla cuenta con una población de menos de 3.000 personas. Un lugar encantador lleno de rincones mágicos con muchas posibilidades de convertirse en una de las mejores escalas de nuestra travesía.

La isla cuenta con bastante historia; y es que su nombre está relacionado con el Apocalipsis de Juan, en cuya introducción nos habla de una isla llamada Patmos en la que supuestamente se encontró con Jesús, en la conocida como Gruta del Apocalipsis.

Encontramos varios lugares interesantes en la isla. Para empezar, Skala, donde se ubica el puerto de Patmos, siendo además una de las principales ciudades. Asimismo, también encontramos Chora, Kambos y Grikos, aunque estas dos últimas se encuentran bastante deshabitadas, algo que no nos impedirá disfrutar de sus paisajes.

Si Skala destaca por ser la ciudad más importante, Chora destaca por ser una de las más visitadas; y es que estamos ante una joya de la arquitectura bizantina con cientos de callejones llenos de monasterios y capillas. Todos ellos se aglutinan en torno a un edificio principal, el conocido como Monasterio Fortaleza.

El Monasterio Fortaleza de San Juan es uno de los templos más sagrados del cristianismo. Podemos decir que es una de las bases de la iglesia ortodoxa, y fue levantado allá por 1.088 en honor a San Juan.

Inscrito en el Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, este lugar ha sido el motivo por el que la isla comenzó a albergar riqueza; y es que este convento fortificado se benefició de un sinfín de privilegios, como por ejemplo una de las bibliotecas más completas y prestigiosas de su tiempo.

Su fachada es cuanto menos excepcional; y es que cuenta con grandes torres y contrafuertes que hacen que parezca un castillo más que un monasterio. No obstante, que su aspecto no nos engañe, pues su función no era otra que la de guardar tesoros religiosos.  En la actualidad, entre sus tesoros encontramos más de 200 iconos de todas las épocas.

La biblioteca también cuenta con muchísima importancia; y es que 10 siglos dan para reunir un sinfín de libros y documentos. Cuenta así con más de 16.000 documentos, entre los que destacan 33 páginas del Evangelio más antiguo conocido de San Marcos.

Tampoco podemos olvidarnos de uno de los reclamos más interesantes de la isla, la conocida como Gruta del Apocalipsis.

Está ubicada entre Chora y Skala, en mitad de la montaña. La misma marcaría el lugar en el que supuestamente Juan de Patmos experimentó sus visiones tras las cuales escribió el libro del Nuevo Testamento, el Apocalipsis.

En su interior se encuentra una pequeña capilla que marca el lugar exacto en el que San Juan se refugió durante su destierro. Para acceder a ella tendremos que recorrer unos 43 escalones de lo más empinados, los cuales se mantienen exactamente igual que en su origen.

Tras tanta historia y arte sacro, también podemos destacar las playas de esta fantástica isla; y es que Patmos cuenta con más de 60 km de playas con unos paisajes arrebatadoramente bellos.

La principal es la de Kambos, a unos 10 km de la capital. Es una playa familiar, ideal para ser disfrutada por toda la familia por sus aguas tranquilas y muy poco profundas.

También destacamos la playa de Grikos, ubicada al sur de la isla. Este lugar es ideal para practicar deportes acuáticos, como por ejemplo el buceo. Asimismo, cuenta con todo tipo de servicios, por lo que en verano puede ser que esté un poco masificada.

Finalmente, si buscamos una playa más tranquila, podemos dirigirnos a la playa de Meloi a unos 15 minutos de Skala. Está rodeada de árboles que dan sombra durante el día, además de contar con aguas transparentes de lo más relajantes.

Otras escalas por las islas griegas:

Foto vía: psyberartist

Otros posts que te pueden interesar:

Deja un comentario