Cruceros en enero, de Roma a Tierra Santa

Haifa

Comenzamos el año con una increíble oferta. Nada como empezar el 2013 con un espectacular crucero por Roma y Tierra Santa; interesante ¿verdad? Un total de 12 días a bordo del Norwegian Jade por las costas del Mediterráneo. Un viaje de la mano de Cruceros NCL que sin lugar a dudas nos encantará, tanto por sus escalas como por el precio final, con camarotes desde 324 euros.

Nuestra aventura comenzará en Civitavecchia, Roma, lugar en el que deberemos embarcar para iniciar el recorrido. Tras dos días de navegación llegaremos a nuestra primera escala, Alanya. ¿Qué podemos ver aquí? Pues un sinfín de monumentos y edificios históricos.

Podemos comenzar nuestro recorrido por la Fortaleza de Alara, en la cima de una colina, con una vista paisajística de escándalo. Construida en 1231 y restaurada por los selyúcidas es una visita altamente recomendable.

También podemos observar la Torre Roja, construida por orden del sultán Aladín Keykubat en 1226. Cinco plantas con un total de 33 metros a base de piedra roja que le confieren este nombre.
Evidentemente también tenemos la opción de bañarnos en las aguas de su costa y disfrutar del sol, aguas que fueron una vez frecuentadas por la mismísima Cleopatra.

A las 18:00 el barco zarpará para llegar a Limassol, Chipre. Este es un puerto comercial importantísimo en el Mediterráneo, además, destaca por su gran tradición cultural, una enorme cantidad de museos y sitios arqueológicos que nos ocuparán durante toda la jornada. Destacamos varias visitas como la del precioso Castillo Kolossi, un lugar muy importante considerado nexo de unión durante siglos entre Europa y Asia, así como el importantísimo puerto de Limassol.

Al día siguiente nos encontraremos en la preciosa ciudad de Haifa, la mayor ciudad del norte de Israel.

En este lugar encontraremos atractivos turísticos como el Centro Mundial Bahaí, con la enorme cúpula dorada del Santuario del Báb así como sus jardines. Dichos jardines, son tan hermosos que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2008.

A los pies de los jardines no os perdáis la Colonia Alemana de Haifa, creada por Templarios, casas de piedra con fachadas originales de gran belleza.

En otro orden, no os olvidéis del Monasterio de Nuestra Señora del Carmen y el Monasterio Stella Maris.

Tras esta jornada amaneceremos en Ashdod, Israel. Mencionada hasta 13 veces en la Biblia, es considerada como una de las ciudades más antiguas del mundo, pues hay indicios de que ya sería creada antes del siglo XVII a.C.

Una de las visitas imprescindibles aquí es, sin lugar a dudas, la de la tumba del profeta Jonás. Tumba que se encuentra en el gran monte Givat Yonah. Recordemos que este profeta dicen fue tragado por una ballena. Además, se pueden realizar distintas excursiones como las de Jerusalén o el Mar Muerto y la fortaleza de Masada.

Tras un día de navegación llegaremos a Heraklino, Creta. Aquí, las visitas imprescindibles son muchísimas. Podemos comenzar con el Palacio de Cnosos, a tan sólo 5 km del núcleo urbano; el Yacimiento arqueolgógico de Archanes; el Monte Louchtas; la iglesia de Santa Caterina de Sinaí; sus murallas venecianas construidas en el siglo XIV; el puente viejo del siglo XVI; la Iglesia de San Marcos; o el Monasterio de San Pedro y San Pablo, entre muchos otros.

Nuestra última parada, tras un último día de Navegación, será Nápoles. Una excelente oportunidad para mezclarnos con las tradiciones italianas en una ciudad llena de encanto.

Palacios como el Castillo Maschio Angioino o el Castel dell´Ovo, son sólo una muestra de las edificaciones palaciegas que aquí encontraremos.

Además existen muchos museos de interés llenos de obras de arte y restos históricos como el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

Tras esta última escala llegaremos finalmente a Civitavcchia, fin de trayecto.

Como decíamos al principio, el precio del camarote está desde 324 euros, con unas tasas de embarque de 75 euros por persona. Además, si se contrata antes del 31 de enero, disfrutareis de un 5% de descuento.

Foto vía: eutrophication&hypoxia

Deja un comentario