Crucero Mediterráneo Insólito con Royal Caribbean

Liberty_of_the_Seas

Royal Caribbean presenta una oferta realmente interesante en el próximo mes de junio. Si contamos con vacaciones a partir del 2 o el 6 de este mes, podremos disfrutar de una excelente ruta llamada “Crucero Mediterráneo Insólito“, que promete ofrecernos un viaje lleno de aventuras por los puertos turísticos más demandados de este mar.

A bordo del barco más grande de todo el Mediterráneo, el Liberty of the Seas, zarparemos desde Barcelona en un recorrido de unos 8 días alojados en sus lujosos camarotes.

Encontraremos camarotes exteriores por 565 euros por persona más tasas de embarque (179 euros por persona). Además, si reservamos antes del 26 de mayo, podremos elegir entre un paquete de 5 botellas de vino o 100 dólares de crédito a bordo. Una oportunidad única de disfrutar del lujo de esta naviera en el Mediterráneo Occidental.

En cuanto a las paradas en este viaje de ensueño, la primera de ellas será Toulon, Francia. Hasta hace poco tiempo, este lugar era el primer puerto militar de Francia, por tanto, no se consideraba como destino turístico. No obstante, con el tiempo, Toulon (Tolón) ha llamado la atención de los turistas por sus hermosos paisajes. Cuenta con playas realmente bonitas, agradables y a poca distancia del centro de la ciudad. Además, también son famosos otros puntos accesibles con barco como la playa de Sablettes o Saint-Mandrier.

En cuanto a la ciudad en sí, podremos visitar lugares de interés como la torre real, construida en el siglo XVII. Además, Toulon cuenta con preciosas plazas con monumentos, como la fuente de Tamborín. Además, también merece una visita la iglesia de Saint Francois de Paul, de fachada barroca, o el teatro de Toulon, en la plaza de Victor Hugo.

Tras esta parada, nuestro siguiente destino será Niza, uno de los principales destinos de Francia en la Costa Azul. Aquí, además de playas de primera calidad, podremos visitar un amplio patrimonio que engloba lugares como el Castillo de Niza, el casco antiguo de la ciudad, la catedral ortodoxa de San Nicolás o el Paseo de los Ingleses.

Mención especial merece el Museo Matisse, que recoge la obra que el artista pintó en sus últimos años de vida en Niza; o el Cours Saleya y Mercado de las Flores, un paseo imprescindible entre tiendas, flores y souvenirs, así como terrazas y cafeterías para degustar un café en este ambiente francés.

Nuestra siguiente parada es La Spezia, una ciudad de la región de Liguria, Italia. Como la escala aquí es de unas doce horas, podemos optar por varias excursiones. Por un lado, podemos disfrutar de los encantos de la Spezia, visitando, la Iglesia de Santa Maria Assunta, el Museo Cívico Amedeo Lia, el Museo Castello di San Giorgio, el CAMeC, o el Museo Técnico Navale entre otros.

A una hora en autobús encontraremos la preciosa ciudad de Pisa, con su torre inclinada, el Duomo, la Iglesia de Santa Maria della Spina o museos como el Museo Nazionale di San Matteo. Pero además, a tan sólo una hora y media de La Spezia encontramos la ciudad de Florencia. Es cierto que cuenta con demasiado patrimonio como para verlo en una mañana. No obstante, merece la pena acercarse hasta aquí para conocer algunos de sus encantos.

En nuestra siguiente parada, Civitavecchia, seguramente queramos desplazarnos hasta Roma, pues está a tan sólo una hora en autobús. Las visitas aquí son amplísimas, pudiendo disfrutar de lugares como el Coliseo, el Panteón, el Foro Romano o la Fontana de Trevi entre muchísimos otros.

Nuestra última parada antes de llegar nuevamente a Barcelona será Nápoles, muy famosa por sus castillos, palacios y museos. Así, será un broche final excelente para nuestro viaje, pudiendo disfrutar de fortalezas como el Castel dell´Ovo, el Castillo Maschio Angioino o el regio Palacio Real de Nápoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*