Crucero Italia, Francia y España a partir de 259 euros por persona

Marsella

Si cuentas con unos días libres en marzo y te apetece disfrutar de un relajante crucero por el Mediterráneo, te mostramos una oferta increíble, de esas que aparecen y desaparecen rápido. Se trata de un Crucero por Italia, Francia y España con una duración de 8 días y un precio asombroso, tan sólo 259 euros por persona más 190 euros de tasas de embarque.

La compañía encargada de realizar esta travesía es Costa Crucero, experta naviera con una flota llena de comodidades y con barcos como el Costa Diadema, símbolo de lujo y sofisticación. Precisamente será este barco el que nos acompañe en la travesía.

La fecha de salida es el 2 de marzo, aunque encontraremos muchos más días en meses posteriores hasta noviembre, eso sí, ninguna de estas fechas cuenta con un precio tan bajo como este.

¿Qué lugares visitaremos en esta travesía tan interesante? Pues para empezar Barcelona; y es que si no conocemos esta ciudad, desde la que parte nuestro crucero, tendremos hasta las 19:00 para darnos una vuelta y ver alguna de las atracciones que han hecho de ella una ciudad cosmopolita y llena de vida.

Nuestra primera escala real será Palma de Mallorca. La capital de la isla de Palma es, sin lugar a dudas, uno de los puntos más destacados de la misma. Además de estar próxima a un sinfín de playas de infarto, podremos descubrir un repertorio de edificios históricos que nos dejarán completamente asombrados. Así, destacamos, por ejemplo, la Catedral de Santa María de Palma, conocida como La Seu, un lugar lleno de encanto que posee la nave más alta de España y la segunda de Europa, tan sólo superada por la Catedral de Beauvais. Un ejemplo perfecto del gótico levantino gracias a su gran rosetón, el más grande de este estilo.

No es el único lugar interesante en Palma de Mallorca, también destacamos el Castillo de Bellver, el primer castillo redondo construido en Europa, El Castillo de San Carlos, los Baños Árabes o el Palacio March, construido en pleno centro histórico de Palma.

Nuestra segunda escala será Nápoles, una ciudad italiana cargada de historia y de monumentos que nos hablarán de ella. Así, destacamos, por ejemplo su centro histórico, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por bellezas arquitectónicas como el Castillo Maschio Angionio.

Si quedamos abrumados de la belleza de Nápoles, al llegar a nuestra siguiente parada, La Spezia, quizá nos sintamos desbordados. Aquí, lo más inteligente es elegir entre Florencia o Roma, y aunque la capital italiana cuenta con todas las papeletas para ser la gran triunfadora en esta elección, no podemos infravalorar los tesoros de una Florencia cargada de Palacios y Galerías. Recordemos que aquí, en Florencia, se encuentran obras tan destacadas como el David de Miguel Ángel o la Pinacoteca de los Uffizi, con obras de Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Velázquez, EL Greco o Goya entre muchos otros.

Nuestra siguiente escala en Savona nos permitirá relajarnos en una ciudad accesible pero también plagada de lugares bellos para conocer. Así, destacamos, por ejemplo la Torretta en Piazza León Pancaldo, un elemento construido en el siglo XIV en una encrucijada estratégica del puerto. Asimismo, también destacamos la Capilla Sixtina de Savona o el Priamar, una fortaleza de lo más interesante.

Antes de regresar nuevamente a Barcelona, pasaremos por Marsella. Esta estupenda ciudad cuenta con lugares tan destacados y bellos como la Basílica de Santa María la Mayor, un edificio realmente original que responde al estilo románico-bizantino, siendo el único en su género aquí en Francia.

También cuenta con la Notre-Dame de la Grade, a unos 162 m de altura sobre el viejo puerto, así como el Castillo de If, entre muchos otros.

En cuanto al Costa Diadema, podemos decir que se trata de un barco hermoso y muy cómodo. Cuenta con un mobiliario realmente exquisito, recreando así zonas agradables en las que relajarnos y divertirnos. Tiene una gran variedad de instalaciones, destacando así sus propuestas gastronómicas o el Samsara Spa, ideal para dejarse llevar por la magia del mar mientras disfrutamos de algún tratamiento de belleza.

Foto vía:  mathieu_distefano

Deja un comentario