5 razones para realizar un crucero en Navidad

razones

La llegada del puente de Diciembre nos indica la proximidad de las últimas y primeras fiestas de cada año: las navidades. Durante estas fechas los hogares de todo el mundo celebran en familia cenas y almuerzos. Cada casa tiene su tradición particular. En algunas se celebra la Navidad con marisco, en otros se asan pavos o se cantan villancicos hasta el amanecer.

Los quince días de vacaciones de los escolares permiten también hacer de éste un momento perfecto para irse de crucero. Te damos cuatro motivos para realizar un crucero durante estas fechas.

1. Vivir una Nochebuena diferente

La Nochebuena es una noche mágica, en la que las familias se reunen alrededor de una mesa para disfrutar de manjares exquisitos: entremeses, pescado, carne, turrones. Aunque es la tradición más extendida, no es la única posibilidad. Algunas personas no son muy aficionados a este tipo de cenas. Para todos ellos el vivir una Nochebuena a bordo de un barco es un plan ideal. Este crucero, por ejemplo, es perfecto para todos aquellos a los que les apetezca una Nochebuena alternativa. El crucero discurre por el Río Danubio y visita Viena, Budapest y Bratislava. El día de Nochebuena el barco tiene programa especial e incluso  Santa Claus sube a bordo para dejar un detallito a los pasajeros.

budapest

2. Asistir a noches de gala y fiestas exclusivas de estas fechas

En este crucero fluvial por el Rin, por ejemplo, se celebra la Nochevieja con una cena de gala y al día siguiente se organiza en el barco una exquisita comida de Año Nuevo. En este otro crucero por las Islas Canarias, el día de Fin de Año hay cena de gala y después cotillón.  En este crucero de ocho días por las Islas Canarias y Marruecos, se pasa la Nochebuena a bordo y el huésped asiste a una cena de gala, además no se descarta la llegada de Papá Noel con alguna tarjeta Navideña.

La mayoría de las navieras realizan galas con sopresas y a las cenas se acude vestido de punta en blanco. El estar de vacaciones y en medio del océano hace que las ganas de celebración se acentúen y de ahí que todas las navieras se dediquen en cuerpo y alma a hacer que los pasajeros de los barcos recuerden esas noches como unas de las más especiales de sus vidas.

3. Visitar países exóticos

No a todo el mundo le apetece recibir a Papá Noel con botas de invierno, gorro y bufanda. Hay muchas personas que ansían la llegada de las vacaciones para huir a climas más cálidos. Esas personas están de suerte porque en este crucero podrán comenzar el año visitando los Emiratos Árabes y navegar por el Mar Rojo. Para los amantes del Caribe, tenemos esta propuesta que brinda al pasjero tres días en La Habana para continuar navegando por el Caribe rumbo a Islas Caimán, Jamaica y México. Además de estos relajantes cruceros, el viajero más intrépido puede adentrarse en parajes menos transitados y navegar a través del Canal de Panamá en este crucero que se prolonga durante todas las navidades y visita puertos tan interesantes como Cartagena de Indias en Colombia o Puerto Quetzal en Guatemala.

4. Conocer tradiciones de Fin de Año de otros lugares del mundo

Al igual que Nochebuena o Navidad son fechas repletas de tradiciones, la Nochevieja también lo es. En cada lugar del mundo existe una tradición que (si se cumple) augura un año afortunado lleno de abundancia. Cada país tiene su tradición, así por ejemplo en toda España es tradicional comer doce uvas durante las doce últimas campanadas del año. La leyenda cuenta que quién consigue comerlas comenzará el año con suerte. En Italia lo tradicional es comenzar el año comiendo lentejas. Coincidiendo con el principio del año (justo cuando los españoles terminan de comerse las doce uvas) los italianos empiezan a comer lentejas. Cuantas más lentejas se coman, más abundancia tendrán en el año que comienza. En Francia despiden el año con una cena de gala y un elegante baile, tradición menos mucho menos extravagante pero igualmente atractiva.  En algunos lugares de México o Colombia, se comienza el año rodeando la vivienda con una maleta. Esta tradición lo que hace es favorecer la abundancia de viajes en ese año.

5.¡ Porque cualquier momento es perfecto para hacer un crucero!

Lo realmente fascinante de realizar un crucero es la posibilidad que te brinda de visitar diferentes países en un corto periodo de tiempo. En Navidad no contamos con muchos días de vacaciones y por eso tenemos que aprovechar al máximo los que tenemos.  Realizando este crucero podrás visitar España, Francia e Italia y conocer las diferentes tradiciones de las que hablamos anteriormente. Pero realmente no hay un único buen momento para realizar un crucero ¡Cualquier momento es perfecto para hacerlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*